Cuatro civiles y dos combatientes resultaron muertos el jueves en un ataque de los rebeldes hutíes contra un depósito de armas de las fuerzas progubernamentales en el sudoeste de Yemen, informaron fuentes oficiales y médicas.

El ataque, que no fue reivindicado por los hutíes, también dañó un hospital administrado por Médicos Sin Fronteras (MSF), que tuvo que suspender sus actividades. Afortunadamente el personal no resultó herido.

La embestida interviene en un período de relativa calma en el devastador conflicto que enfrenta a los rebeldes hutíes con las fuerzas gubernamentales desde 2014.

Los rebeldes lanzaron drones y misiles simultáneamente contra un depósito de armas en Mokha, al sur de Hodeida, según un oficial militar yemení.

Una fuente médica local informó a la AFP que seis personas, cuatro civiles y dos combatientes, murieron en el ataque y que otros 26, muchos de ellos civiles, resultaron heridos.

Según diversas organizaciones humanitarias, el conflicto en Yemen causó la muerte de decenas de miles de personas, en su mayoría civiles, desde la intervención de Arabia Saudita al frente de una coalición militar para apoyar al gobierno yemení frente al avance de los hutíes en 2015.

Aproximadamente 3,3 millones de personas siguen desplazadas y 24,1 millones, más de las dos terceras partes de la población, necesitan asistencia, según la ONU, que periódicamente la define como la peor crisis humanitaria del mundo.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes