Navigation

Suu Kyi ve "positivo" que el Ejército birmano reconozca su responsabilidad en la crisis rohinyá

Aung San Suu Kyi habla durante un acto público el 18 de diciembre de 2017 en Rangún afp_tickers
Este contenido fue publicado el 13 enero 2018 - 07:39
(AFP)

El hecho de que el Ejército de Birmania haya reconocido por primera vez haber matado a rohinyás es un "paso positivo", dijo la dirigente birmana Aung San Suu Kyi en una entrevista publicada este sábado por un periódico progubernamental.

Tras meses negando su implicación en la violencia contra los rohinyás, el ejército dijo el miércoles que una investigación interna revela que miembros de las fuerzas de seguridad ayudaron a matar a diez rohinyás considerados sospechosos y los enterraron luego en una fosa común.

La versión del ejército, que habla de "terroristas" que murieron a manos de soldados y de habitantes del pueblo, provocó la cólera de los familiares, que aseguran que los hombres ejecutados eran civiles elegidos al azar por los soldados.

"Es un nuevo paso hecho por nuestro país", dijo Suu Kyi el viernes por la noche tras reunirse con el ministro japonés de Relaciones Exteriores.

"Al final, el respeto de las leyes en un país es la responsabilidad de ese país. Es una signo positivo de que tomamos medidas para ser responsables", añadió, según publica el periódico Global New Light of Myanmar.

La líder birmana ha sido muy criticada por su silencio sobre la situación de los rohinyás, sobre todo por las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Desde finales de agosto, cuando empezó la violencia, cerca de 655.000 rohinyás han huido de Birmania para refugiarse en el vecino Bangladés, en lo que Naciones Unidos considera una limpieza étnica llevada a cabo por el ejército birmano.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo