Navigation

Talibanes y el grupo EI, acusados de matar a 50 civiles en Afganistán

Un miembro de las fuerzas de seguridad afganas hace guardia durante una manifestación en contra del grupo EI el 2 de agosto de 2017 en Herat, Afganistán, después de que esos yihadistas mataran a 33 personas en una mezquita afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 agosto 2017 - 12:23
(AFP)

Los talibanes y el grupo yihadista Estado Islámico (EI) mataron a "más de 50 civiles" en el norte de Afganistán, acusaron este lunes las autoridades, que estimaron que esa operación confirma la alianza puntual entre los dos movimientos insurgentes.

Al parecer, la matanza tuvo lugar sobre todo en la localidad chií de Mirza Olong.

Los talibanes reivindicaron el domingo la toma del distrito de Sayad, punto estratégico situado a unos 15 de kilómetros de la capital provincial de Sare-Pul, pero negaron "firmemente" que hubieran matado a civiles y cualquier colaboración con el grupo EI.

Sin embargo, las autoridades locales y el presidente afgano, Ashraf Ghani, que publicó un comunicado, al menos 50 personas, en su mayoría civiles, fueron masacradas el sábado pasado. Fuentes de seguridad, consultadas por la AFP, abundaron en el mismo sentido.

"Según los balances recibidos hasta el momento, unas 50 personas, en mayoría civiles, fueron masacradas por los talibanes", declaró a la AFP el portavoz del gobernador de Sare-Pul, Zabihullah Amani.

"Fueron ejecutadas, abatidas con balas y algunas fueron decapitadas", agregó. "Algunas de las víctimas pertenecían a la ALP (policía auxiliar)", explicó.

"Es una operación conjunta de Dáesh (acrónimo árabe del grupo EI) y de los talibanes. Reclutaron fuerzas en otras provincias para atacar Mirza Olong", localidad chií del distrito de Sayad, acusó el portavoz. Una fuente de seguridad en Kabul confirmó a la AFP un balance de "al menos 50 muertos".

"Decenas de talibanes y de combatientes de Dáesh comandados por Sher Mohammad Ghazanfar, un comandante local que juró lealtad al (grupo) EI", llegaron a la zona el jueves pasado, explicó Amani.

Un portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, contactado por la AFP, rechazó cualquier cooperación con el grupo EI. "Era una operación independiente de nuestros muyaidines. Ghazanfar es nuestro comandante en Sare-Paul", agregó.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.