La política monetaria de Estados Unidos continuará en un ciclo positivo para los trabajadores mientras empuja la inflación al nivel en que los funcionarios quisieran verla, dijo el lunes el presidente de la Reserva Federal (Fed, banco central), Jerome Powell.

"La política monetaria ahora está bien posicionada para apoyar a un mercado laboral fuerte y devolver la inflación de manera decisiva a nuestro objetivo simétrico de 2 por ciento", dijo Powell en un discurso ante la Cámara de Comercio de Greater Providence, en Rhode Island.

En una mirada retrospectiva al desarrollo y los registros económicos durante el año, Powell dijo que, si bien las perspectivas parecían saludables ahora, hubo algunos sustos durante 2019.

El debilitamiento del crecimiento global y las guerras comerciales del presidente Donald Trump afectaron a las exportaciones estadounidenses, debilitaron el sector manufacturero y minaron la confianza empresarial, lo que afectó las inversiones corporativas.

Además, la inflación fue extremadamente baja, lo que se sumó a las preocupaciones de caer en un ciclo de bajo crecimiento similar al de Japón, que podría ser difícil de romper.

Pero la fortaleza del mercado laboral y las ganancias salariales están respaldando el gasto de los hogares y la confianza del consumidor, lo que representa alrededor del 70% de la economía, dijo Powell.

"En este punto de la larga expansión, veo que el vaso está más que medio lleno", dijo, según los comentarios preparados, y agregó que, con las políticas correctas "podemos llenarlo más".

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes