Cientos de taxistas mantenían este lunes bloqueos en importantes avenidas de Ciudad de México, causando caos vehicular en la megalópolis, para exigir el retiro de aplicaciones de transporte como Uber y Didi, tras alcanzar por la tarde un primer acuerdo con las autoridades.

Los taxistas reclaman que los automóviles particulares que utilizan aplicaciones como Uber operan de manera ilegal y no requieren pagar una concesión, que supera los 5.000 dólares, para prestar el servicio de transporte de pasajeros como ocurre con los taxis normales.

Tras horas de negociaciones en la secretaria de Gobernación (Interior), los líderes de taxistas alcanzaron un acuerdo de principio en el que ellos se comprometen a cesar sus protestas y el gobierno a revisar la legalidad del servicio de transporte o a crear un marco legal adecuado.

"Nos estamos comprometiendo a mejorar el servicio, a no seguir haciendo manifestaciones públicas en la calle afectando los derechos de terceros", dijo en rueda de prensa con autoridades de Gobernación Angel Morales, uno de los líderes del Movimiento Nacional de Taxistas.

Tras los acuerdos, los taxistas empezaron a levantar los bloqueos en varios puntos, que desde la mañana volvieron caótico el ya complicado tránsito vehicular en la megaurbe.

Muchas personas tomaron precauciones para evitar el tránsito ya que las autoridades advirtieron desde antes por las protestas.

Las manifestaciones contribuyeron a empeorar el tránsito de Ciudad de México, de más de 20 millones de habitantes, que ocupa el cuarto lugar a nivel mundial con el peor tráfico del mundo solo detrás de Bogotá, Moscú y Estambul, según la consultora Inrix.

A los taxistas de la ciudad se sumaron los de algunas otras ciudades del país.

En respuesta, el gobierno de la alcaldesa Claudia Sheinbaum, una estrecha aliada del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador, dijo este lunes que ha tenido más de 20 reuniones con los líderes del movimiento y que ha frenado la corrupción en los trámites relacionados con las concesiones para taxi.

En un comunicado informó que ya está lista la primera fase de una aplicación para los taxistas de la ciudad similar a la que utilizan Uber y otros servicios parecidos.

"Conminamos a los manifestantes a que atiendan la mesa de negociación y que sea mediante el diálogo como sus demandas sean atendidas", dijo.

Desde su llegada, las aplicaciones como Uber generaron protesta y malestar entre los taxistas que obligaron a las autoridades a emitir regulaciones.

En abril de este año, el gobierno de la ciudad instauró una licencia para quienes manejan a través de las aplicaciones e instauró una revisión física y mecánica de los vehículos, como la que tienen que pasar cada año los taxis.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes