Navigation

Tregua entre los rebeldes y el ejército ucraniano a partir del lunes

(De izquierda a derecha) Los ministros de Relaciones Exteriores de Ucrania, Pavlo Klimkin; Francia, Jean-Marc Ayrault; Rusia, Serguei Lavrov; y Alemania, Sigmar Gabriel, reunidos el 18 de febrero de 2017 en la ciudad alemana de Múnich afp_tickers
Este contenido fue publicado el 18 febrero 2017 - 17:07
(AFP)

El lunes comenzará una tregua entre los rebeldes prorrusos y el ejército ucraniano en el este de Ucrania, en virtud de un acuerdo alcanzado por Ucrania, Rusia, Alemania y Francia durante una reunión en Múnich, anunció este sábado el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

"Es positivo que el grupo de contacto [los ministros de Relaciones Exteriores ucraniano, ruso, alemán y francés] hayan acordado un inicio del alto el fuego el 20 de febrero", dijo Lavrov a los periodistas rusos, subrayando, no obstante, la ausencia "progresos importantes" en el encuentro.

El acuerdo fija también el "comienzo de la retirada de las armas pesadas" en el este de Ucrania, precisó el ministro.

El grupo "examinó hasta qué punto se están aplicando los acuerdos alcanzados por los presidentes de Rusia, Francia, Ucrania y la canciller alemana" en octubre en Berlín, afirmó Lavrov.

"Hemos constatado que no ha habido grandes progresos en cuanto a los resultados de las decisiones tomadas en Berlín", lamentó.

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Pavlo Klimkine, confirmó el acuerdo de alto el fuego, pero advirtió de que "es necesario que (la tregua) no sea un eslogan político, sino que sea una situación real".

Ucrania es presa desde hace casi tres años de un conflicto que ha dejado casi 10.000 muertos, en el que se enfrentan las fuerzas gubernamentales contra los separatistas prorrusos que, según Kiev y países occidentales, pueden estar apoyados militarmente por Rusia, algo que Moscú niega.

A pesar del alto el fuego instaurado a finales de diciembre en el este del país, los enfrentamientos son frecuentes y causaron casi 30 muertos a principios de febrero.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.