AFP internacional

Un vehículo dañado después de un atentado suicida con un coche bomba en Adén, Yemen, el 18 de enero de 2016

(afp_tickers)

Tres personas, entre ellas un niño, han muerto este martes en un atentado suicida con un coche bomba en una ciudad controlada por los rebeldes chiitas hutíes, en el centro de Yemen, informó un responsable local.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó el ataque en un comunicado, afirmando que se dirigía contra un grupo de rebeldes hutíes en un club, según el centro estadounidense de vigilancia de sitios yihadistas SITE.

El grupo sunita radical, que ya reivindicó varios atentados contra los hutíes, considera herejes a los chiitas.

El atentado de este martes, que dejó también ocho heridos, se dirigía contra un club deportivo de la ciudad de Radaa, en la provincia de Al Bayda (centro), indicó el responsable local.

Según un responsable de la seguridad, combatientes hutíes abrieron fuego contra un coche bomba antes de que alcanzara al club, provocando su explosión.

Una escuela ha sufrido también daños por la deflagración, añadió.

Yemen es actualmente el escenario de una guerra que opone a las fuerzas progubernamentales a los hutíes, apoyados por Irán y que controlan grandes territorios, entre ellos la capital Saná.

Tanto Al Qaida en la Península arábiga (Aqpa)-filial de Al Qaida en Yemen- como el EI han aprovechado la guerra y el caos para reforzarse sobre todo en el sur y el sureste de Yemen.

Desde la intervención de la coalición árabe dirigida por Riad en marzo de 2015 para ayudar al poder a detener el avance rebelde, más de 7.400 personas han muerto y más de 40.000 resultaron heridas, perpetuando una grave crisis humanitaria.

AFP

 AFP internacional