Navigation

Tres víctimas de los atentados de Bombay, declaradas muertas 8 años después

Unos soldados indios se ponen a cubierto durante una operación militar en el hotel Taj Mahal de Bombay, India, el 29 de noviembre de 2008 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 febrero 2017 - 10:51
(AFP)

La justicia india ha declarado muertos a tres pescadores indios presuntamente abatidos por el comando que perpetró los atentados de Bombay en 2008, ocho años después de la masacre que dejó más de 160 víctimas mortales.

Esta decisión de un tribunal del estado de Gujarat permitirá que las familias de desaparecidos cuyos cuerpos nunca fueron encontrados reciban finalmente un certificado de defunción que les dará derecho a una indemnización.

"El tribunal aceptó las demandas de los allegados de los pescadores fallecidos y ordenó a las autoridades locales que emitan certificados de defunción", declaró este martes a la AFP el abogado del Gobierno, T. C. Sule.

Cinco pescadores se encontraban a bordo de un pesquero frente a las costas de Gujarat cuando su embarcación fue atacada en noviembre de 2008 por unos hombres armados que posteriormente fueron identificados como los autores de los ataques de Bombay.

Las autoridades hallaron el cadáver del capitán en el barco, pero ningún rastro de los otros cuatro tripulantes. Sin embargo, la ley india impone que transcurran por lo menos siete años sin señales de vida o identificación de un cuerpo para declarar fallecida a una persona desaparecida.

Las familias de tres pescadores recurrieron a la justicia en enero de 2016 para pedir que les emitieran los certificados de defunción. Sin este documento, no podían cobrar indemnizaciones del fondo dedicado a las víctimas de los atentados.

Tras matar a la tripulación del 'Kuber', el comando yihadista se dirigió a Bombay donde, el 26 de noviembre de 2008, desencadenó una ola de violencia, seguida durante tres días por las televisiones del mundo entero.

India dice tener pruebas de la implicación de los servicios secretos pakistaníes en la preparación de los ataques, lo que Islamabad niega.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.