Navigation

Tribunal Supremo canadiense obliga a Google a descartar páginas a nivel mundial

El logotipo de Google, en una imagen tomada el 4 de diciembre de 2012 en París afp_tickers
Este contenido fue publicado el 28 junio 2017 - 19:29
(AFP)

El Tribunal Supremo de Canadá confirmó este miércoles una sentencia que obliga a Google a dejar de direccionar en todo el mundo hacia algunas páginas de internet, aunque las búsquedas no sean efectuadas en Canadá.

El fabricante de materiales de redes de telecomunicaciones Equustek había conseguido del tribunal de la provincia canadiense Columbia-Británica (oeste) que el gigante estadounidense no dirigiera a los internautas hacia páginas de la sociedad Datalink, que vende productos falsos.

Google había dejado de referenciar, desde su motor de búsqueda google.ca, 345 páginas de productos comercializados por Datalink, pero había recurrido su obligación de hacerlo en todo el mundo.

Sin embargo, en la sentencia anunciada este miércoles, siete jueces -de un total de nueve-, estimaron que "sin esta orden, está claro que Google seguiría favoreciendo este perjuicio continuo" en detrimento de la sociedad Equustek.

"Internet no tiene fronteras, su hábitat natural es mundial" y para ser eficaz, tiene que aplicarse una orden judicial "ahí donde Google ejerce su actividad, esto es, mundialmente", afirmó la más alta jurisdicción.

Para el Tribunal Supremo, "Google ha desempeñado un rol determinante al permitir que se permita este daño" aunque el grupo estadounidense "no sea responsable de dicho perjuicio".

En su defensa, Google no argumentó eventuales inconvenientes o costos significativos engendrados por dejar de direccionar hacia esas páginas, reconociendo incluso poder "modificar los resultados de la búsqueda" sin dificultad.

En este contexto, grupos de medios de comunicación, editores y organismos de derechos de autor se pronunciaron en defensa de la liberad de expresión.

La asociación OpenMedia, que milita por el libre acceso a internet, deploró que, gracias a esta nueva decisión, gobiernos y organismos "justifiquen peticiones de censura que podrían hacer que contenidos perfectamente legales y legítimos fueran retirados de internet".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.