Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de EEUU, Donald Trump, durante el Panel de Empoderamiento de la Mujer, celebrado el 29 de marzo de 2017 en la Casa Blanca, en Washington

(afp_tickers)

El presidente de EEUU, Donald Trump, abrió este jueves un nuevo frente de confrontación política al alertar de que el ala ultraconservadora del Partido Republicano arruinará el programa de la formación y al equipararla a la oposición demócrata.

"Arruinará todo el programa republicano si no se suman a nuestro equipo y rápido", dijo Trump sobre el Freedom Caucus, el bloque legislativo más a la derecha del partido, en un mensaje en la red social Twitter.

"Debemos enfrentarlos, a ellos y a los demócratas, en 2018", apuntó el mandatario, en referencia a las elecciones legislativas previstas para el próximo año.

El Freedom Caucus reúne apenas alrededor de 30 legisladores de la Cámara de Representantes, pero esa fuerza fue suficiente para provocar el naufragio de la propuesta de Trump para reformar el sistema de seguros de salud.

Los legisladores de ese grupo consideraron que la controvertida propuesta de Trump para desmantelar el actual sistema, conocido como 'Obamacare', no era lo suficientemente conservador y se negaron a apoyarlo, forzando así a la Casa Blanca a retirar el proyecto.

Para evitar el fracaso de su propuesta, Trump trató desesperadamente de convencer a los legisladores situados a la derecha del partido, pero no consiguió resultados, un episodio que dejó al descubierto un evidente resquebrajamiento de la unidad del partido.

En respuesta, uno de los líderes de ese bloque, el legislador Jim Jordan, dijo en una entrevista que el grupo "está tratando de ayudar al presidente", pero el proyecto de reforma del sistema sanitario incumplía lo que les prometieron a sus electores.

Jordan afirmó que el Freedom Caucus busca "cambiar" Washington. "La ley (sobre los seguros de salud) simplemente dejaba a Washington intacto. No me interesa distribuir culpas, pero quiero concentrarme en aquello que les dije a mis electores que haría", explicó.

Los republicanos tienen mayoría en la Cámara de Representantes, con 237 bancas, pero son necesarios 216 votos para aprobar proyectos, de forma que la tendencia del bloque ultraconservador puede sellar la aprobación o el hundimiento de una iniciativa.

En ese contexto, esos votos serán fundamentales para la aprobación de otros proyectos prioritarios para la Casa Blanca, como el presupuesto federal o la reforma fiscal.

AFP