Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de EEUU, Donald Trump, dirige una palabras a sus partidarios el 18 de febrero de 2017 en el aeropuerto internacional de Melbourne, en Florida

(afp_tickers)

Bowling Green, Atlanta, y ¿ahora Suecia?Al hablar ante seguidores en Florida el sábado, el presidente estadounidense Donald Trump aludió a un incidente terrorista en el país escandinavo, en una nueva mención de su gobierno a un ataque inexistente.

En un acto público al estilo de los que hacía durante la campaña electoral, Trump mencionó una lista de lugares que fueron blanco de ataques terroristas.

"Uno mira lo que está ocurriendo en Alemania, uno mira lo que pasó anoche en Suecia. Suecia, ¿quien lo creería? Suecia. Recibieron a muchos. Están teniendo muchos problemas que jamás imaginaron", señaló en el discurso, en el que defendió su decreto para impedir el ingreso de refugiados y ciudadanos provenientes de siete países mayoritariamente musulmanes, que fue suspendido por la justicia.

También mencionó a Bruselas, Niza y París, ciudades que han sido víctima de atentados terroristas.

Varias horas más tarde, Trump trató de explicarse en un mensaje de Twitter. "Mi declaración sobre lo que pasó en Suecia era en referencia a una historia transmitida en @FoxNews sobre inmigrantes y suecos", afirmó.

El mandatario publicó el mensaje luego de que el ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia dijera en Estocolmo que la embajada de su país en Washington pidió explicaciones.

"Contactamos al (Departamento de Estado) estadounidense para entender y recibir aclaraciones", dijo a la AFP la agregada de prensa ministerial Catarina Axelsson.

En Twitter, la plataforma de comunicación preferida de Trump, los usuarios lanzaban bromas con los hashtags #lastnightinSweden (anocheenSuecia) y #SwedenIncident (IncidenteSuecia).

El exprimer ministro sueco Carl Bildt inquirió: "¿Suecia? ¿Ataque terrorista? ¿Qué ha estado fumando? Abundan las interrogantes".

Gunnar Hokmark, un miembro sueco del Parlamento Europeo, retuiteó un post: "#anocheenSuecia mi hijo arrojó su hot dog al fuego. ¡Qué triste!"

Hokmark agregó su propio comentario: "¿Cómo pudo saberlo?"

En el mes que lleva en la Casa Blanca, el gobierno de Trump ha sido objeto de críticas y ridiculizaciones por mencionar ataques jamás cometidos.

Su asesora Kellyanne Conway --quien hizo célebre la frase "hechos alternativos"-- se refirió a la supuesta "masacre de Bowling Green" durante una entrevista.

Luego dijo en un tuit que lo que quiso decir era "terroristas de Bowling Green", en alusión a dos iraquíes que fueron acusados en 2011 de intentar enviar armas y dinero a Al Qaida, y utilizar dispositivos explosivos improvisados contra soldados estadounidenses en Irak.

Y el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, hizo tres referencias en una semana a un atentado en Atlanta.

Luego dijo que quiso decir Orlando, la ciudad de Florida donde una estadounidense de origen afgano ultimó a 49 personas en una discoteca el año pasado.

AFP