AFP internacional

El Primer ministro australiano Malcolm Turnbull (D) escucha al presidente estadounidense Donald Trump, durante una reunión celebrada el 4 de mayo de 2017 en Nueva York

(afp_tickers)

El presidente estadounidense Donald Trump y el Primer ministro australiano Malcolm Turnbull se reunieron este jueves en Nueva York, normalizando los vínculos luego de que desavenencias en una conversación telefónica amenazaran las relaciones bilaterales.

Trump dijo que la discrepancia en relación al acuerdo que databa de la época de Barack Obama sobre el traslado de refugiados desde Australia a Estados Unidos fue "superado".

"Nos entendimos muy bien. Tenemos una relación fantástica, yo amo Australia, siempre la amé", dijo Trump luego de la reunión.

Turnbull concordó con el mandatario estadounidense y dijo que "podemos dejar atrás el asunto de los refugiados y seguir adelante".

Los dos líderes se reunieron en el museo del portaaviones "USS Intrepid", en Nueva York, para conmemorar el 75 aniversario de la Batalla del Mar de Coral.

Esa batalla de la Segunda Guerra Mundial contra las fuerzas japonesas forjó una alianza que ha colocado a Australia junto a Estados Unidos en cada conflicto importante desde entonces.

Sin embargo, la relación entre Turnbull y Trump ha sido menos amigable.

Este fue el primer encuentro entre ambos desde que una tensa llamada telefónica estremeció los lazos bilaterales poco después de que Trump asumiera la presidencia de Estados Unidos, cuando cuestionó un acuerdo por el que Washington recibiría refugiados de los campamentos de Australia.

Se reportó que Trump explotó y cortó la llamada cuando se le informó del acuerdo, alcanzado durante el gobierno de Obama.

Ese comienzo se enfrió aún más con la retirada de Washington del acuerdo comercial Transpacífico, que habría dado a las empresas australianas un mayor acceso a Estados Unidos y a los principales mercados regionales.

Pero la crisis de los programas nucleares y balísticos de Corea del Norte y un viaje del vicepresidente, Mike Pence, a Sydney parecen haber aliviado las tensiones.

Tras reunirse con Turnbull, Pence dijo que Estados Unidos recibiría a los refugiados, agregando que "ello no significa que admiremos el acuerdo".

Turnbull, al igual que Trump un empresario devenido político, dijo que estaba "encantado" de reunirse con el mandatario estadounidense y afirmar la relación entre ambos.

La llegada de Trump al poder generó en un debate sobre el lugar de Australia en el mundo y si su futuro se encuentra junto a un impredecible Estados Unidos o una relación más estrecha con China, su socio comercial.

Cientos de personas protestaron en Nueva York contra la llegada de Trump a la ciudad, quien arribó la 'Gran Manzana' por primera vez desde que asumió el poder el 20 de enero.

Convocados por varias organizaciones, los manifestantes se concentraron a una cuadras del "USS Intrepid" y cerca de la Trump Tower.

El presidente debía llegar más temprano a Nueva York, pero retrasó su viaje para esperar el resultado de la votación en la Cámara baja de un proyecto de ley que modifica el mercado de seguros privados de salud, conocido como Obamacare.

El texto fue adoptado por la Cámara de Representantes -pero aún tiene un difícil pasaje por el Senado- una victoria para el presidente que había prometido la derogación del Obamacare durante su campaña electoral.

La adopción de este texto es muy impopular en Nueva York, la ciudad natal del mandatario y bastión de los demócratas.

AFP

 AFP internacional