Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla sobre seguridad interior en Washington el 25 de enero de 2017

(afp_tickers)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump firmó este miércoles un decreto que contiene la directiva para iniciar la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México, decisión que lamentó el presidente mexicano Enrique Peña Nieto

El decreto determina que el secretario de Seguridad Interior debe tomar "las medidas apropiadas para planificar, diseñar y construir de inmediato una pared física a todo lo largo de la frontera sur" del país.

En un discurso ante empleados del Departamento de Seguridad Interna (DHS), Trump dijo que el secretario de ese organismo, "trabajando en conjunto conmigo y mi equipo, comenzará de inmediato la construcción de un muro en la frontera. Lo necesitamos mucho"

El decreto también determina que el DHS tome medidas para "destinar los recursos legalmente disponibles" para "construir, operar o controlar instalaciones para detener extranjeros en o cerca de la frontera terrestre con México".

La medida también veta la liberación de inmigrantes ilegales detenidos y mantiene la prioridad de deportación para inmigrantes con antecedentes criminales.

A pesar del tono de sus declaraciones y del explosivo proyecto, Trump dijo estar seguro que las relaciones entre Estados Unidos y México "van a mejorar".

"Trabajando juntos en comercio positivo, fronteras seguras y cooperación económica estoy seguro que podemos mejorar la relación entre nuestras dos naciones a un nivel que no se ha visto en mucho tiempo. Pienso que nuestras relaciones con México van a mejorar", dijo.

Pero Peña Nieto lamentó el decreto y ordenó a los 50 consulados en Estados Unidos reforzar sus medidas de protección para que se conviertan "en auténticas defensorías de los derechos de los migrantes" mexicanos.

"Lamento y repruebo la decisión de Estados Unidos de continuar la construcción de un muro que desde años lejos de unirnos, nos divide (...). Lo he dicho una y otra vez: México no pagará ningún muro", dijo el mandatario mexicano en un mensaje transmitido en su cuenta de Twitter.

Peña Nieto no se refirió de manera explícita al viaje que tiene programado para reunirse el próximo martes en Washington con Trump y se limitó a señalar que "habré de tomar decisiones sobre los siguientes pasos a seguir".

Políticos de oposición mexicanos abogaban para que Peña Nieto anule su visita a Washington ante la "ofensa" que implican las medidas anunciadas por Trump.

Los anuncios se producen en momentos en que una delegación mexicana encabezada por el canciller, Luis Videgaray, y el ministro de Economía, Ildefonso Guajardo, inician un diálogo con la nueva administración en Washington.

- Sin fondos para las "ciudades santuarios" -

Trump firmó un segundo decreto que se propone reforzar la vigilancia migratoria en el interior del país.

De acuerdo con el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, el gobierno "eliminará recursos federales para las llamadas 'ciudades santuario' que dan abrigo a inmigrantes ilegales".

Se trata de ciudades donde las autoridades se niegan a arrestar y entregar para deportación a inmigrantes en situación irregular. Esos "santuarios" suman unos 300 y están diseminados por prácticamente todo el país.

El decreto establece que el DHS deberá "asegurarse" que las jurisdicciones "santuario" "no sean elegibles para recibir ayuda federal" mientras brinden un espacio seguro a inmigrantes ilegales.

Nueva York y Los Angeles, las dos mayores "ciudades santuario", prometieron resistir y seguir protegiendo a sus inmigrantes sin papeles.

"Protegeremos a toda nuestra gente sin importar de dónde vienen y sin importar su estatus migratorio", dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en una conferencia de prensa.

El alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti, aseguró que su ciudad seguirá siendo tolerante y dará la bienvenida a todas las personas "sin importar lo que suceda en Washington DC".

Los alcaldes de otras cuatro ciudades californianas, San Francisco, Oakland, San José y Berkeley, también denunciaron el decreto de Trump en un comunicado conjunto.

En tanto, más de mil personas manifestaron la noche del miércoles en Washington Square, Nueva York, para denunciar las medidas antiinmigración del mandatario.

"¡No a la prohibición! No al muro! Nueva York es de todos", gritaban los participantes, que ocupaban casi la totalidad de la plaza.

- Reacción inmediata -

Las reacciones a los decretos presidenciales no se hizo esperar.

César Blanco, director del movimiento Latino Victory, dijo que las decisiones del presidente "van en contra de los principios con los que se ha fundado nuestro país, y solamente separarán a nuestras familias".

"Debemos tomarnos un momento para pensar como la historia juzgará estas acciones ejecutivas", apuntó.

En Los Ángeles, Luz Gallegos, directora de programas para el Centro Legal TODEC, dijo a la AFP que en vez de construir un muro el gobierno "debería construir puentes" y "unidad dentro de nuestra nación y con otras naciones que han contribuido con sus inmigrantes a la economía de nuestro país".

En Washington, el senador Ben Cardin emitió una nota donde recordó que el nuevo secretario del DHS, el general John Kelly, al ser interrogado por el Senado, admitió que el muro no funcionaría.

El proyecto de construir el muro es apenas "un esfuerzo para derrochar miles de millones de dólares de los contribuyentes en un muro que hará poco para mejorar la seguridad del país", dijo Cardin.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP