Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de EEUU, Donald Trump (i), habla por teléfono con el rey Salman de Arabia Saudí el 29 de enero de 2017 en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington

(afp_tickers)

El presidente estadounidense, Donald Trump, y el rey Salman de Arabia Saudí se declararon a favor de una aplicación "rigurosa" del acuerdo nuclear con Irán, en una conversación telefónica este domingo, informó la Casa Blanca.

Esto parece indicar que la postura de Trump, hasta ahora abiertamente contrario al acuerdo estelar de la presidencia de Barack Obama para impedir que Irán se dote de armas atómicas, podría haber evolucionado.

Trump se opuso al acuerdo que las potencias mundiales firmaron con Irán en 2015 y dijo que quería deshacerlo.

Algunos de los principales integrantes de su gabinete han adoptado una abierta postura antiiraní y el candidato a ocupar la secretaría de Estado, Rex Tillerson, quiere que el acuerdo sea revisado por completo.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo el mes pasado que había muchas formas de "deshacer" el acuerdo nuclear con Irán y que discutiría el asunto con Trump.

Antes de dejar la Casa Blanca, el expresidente Obama advirtió contra la terminación del acuerdo, enfatizando sus "resultados concretos y significativos".

El texto limita el programa nuclear de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Teherán es el gran rival regional de Riad. El reino de Arabia Saudí, de mayoría sunita, está enfrascado en una lucha de poder con Irán, de mayoría chiita, por el dominio de la región.

Trump y el monarca saudí también hablaron de la necesidad de abordar las "actividades desestabilizadoras" de Irán en la región, de luchar contra el "terrorismo extremista islámico" y de establecer "zonas de seguridad" en Siria y Yemen, agregó un comunicado de la Casa Blanca, sin proporcionar más detalles.

Por su parte, la agencia oficial saudí Spa subrayó que el rey Salman "aprobó y apoyó el establecimiento de zonas de seguridad en Siria".

La agencia informó de "convergencia de visiones" entre los dos jefes de Estado sobre cuestiones como "la lucha contra el terrorismo y el extremismo" y "la confrontación de quienes buscan desestabilizar la región e injerirse en los asuntos de otros Estados".

La cuestión de las zonas de seguridad en Siria y Yemen también fue tratada durante una conversación telefónica entre Trump y el príncipe heredero de Abu Dabi y comandante en jefe adjunto de las fuerzas armadas de Emiratos Árabes Unidos, el jeque Mohamed bin Zayed Al Nayan, señaló la Casa Blanca.

El príncipe heredero "acordó dar apoyo a esta iniciativa", afirmó la presidencia estadounidense.

Ambos líderes se comprometieron también a "fortalecer aún más la cooperación en la lucha contra el terrorismo radical islámico", agregó.

Emiratos Árabes Unidos quiere sacar a la región "del caos y la inestabilidad mediante la cooperación y los esfuerzos comunes", afirmó el príncipe heredero de Abu Dabi, citado por la agencia oficial emiratí Wam.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP