Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un convoy de soldados turcos vuelve a su territorio desde la ciudad fronteriza siria de Jarablus el 2 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

Turquía amenazó este jueves con atacar a las fuerzas kurdosirias si no se retiran de la ciudad siria de Manbij, cerca de la frontera turca.

"Ya dijimos que atacaremos a las YPG (Unidades de Protección Popular) si no se retiran de Manbij", declaró el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

Las YPG forman parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza militar kurdo-árabe apoyada por EEU. Las YPG deben retirarse "lo más rápidamente posible", agregó Cavusoglu en declaraciones a la prensa en Ankara.

Las FDS tomaron el control de Manbij en agosto de 2016, poco antes del lanzamiento de una ofensiva turca en el norte de Siria destinada a expulsar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) y las milicias kurdas.

Turquía considera que las YPG son una emanación del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), organización de los kurdos turcos considerada terrorista por Ankara y sus aliados occidentales.

Sin embargo, EEUU apoya a las milicias kurdas por considerarlas muy eficaces en la lucha contra el EI. "No queremos que nuestro aliado estadounidense continúe cooperando con organizaciones terroristas que nos atacan", dijo Cavusoglu.

El miércoles, el jefe militar de la coalición antiyihadista, el general estadounidense Stephen Towsend, declaró que los kurdos sirios participarán en la batalla por la conquista de Raqa, el bastión del EI en Siria.

"Raqa es una ciudad mayoritariamente árabe, pero hay kurdos oriundos de Raqa. Por lo tanto, habrá kurdos que participarán en la toma" de Raqa, dijo el general en una videoconferencia desde Bagdad.

En una aparente reacción a esas declaraciones, Cavusoglu dijo que la participación de las YPG en una ofensiva contra Raqa "pondrá en peligro el futuro de Siria".

El martes pasado, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reiteró que Turquía quería participar en la operación tendente a expulsar al grupo Estado Islámico de Raqa, pero sin la implicación de las milicias kurdas.

"Discutimos con EEUU sobre las modalidades de la operación en Raqa y cómo países de la coalición como Francia, Alemania y Gran Bretaña pueden aportar un apoyo aéreo", dijo Cavusglu el jueves. Después de la conquista de Al Bab, Erdogan declaró que el próximo objetivo era Manbij, situada 40 km al este.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP