Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El buque de guerra USS Curtis Wilbur, un destructor de misiles, en una imagen distribuida por la Marina estadounidense. El barco navegó en aguas de una isla reivindicada por Pekín

(afp_tickers)

Un buque de guerra estadounidense navegó este sábado a menos de 12 millas náuticas de una isla reivindicada por Pekín en el Mar de China Meridional, en una acción destinada a enfatizar el derecho de acceso de Estados Unidos a esas disputadas aguas, informó el Pentágono.

"Hemos conducido una operación de libertad de navegación en el Mar de China Meridional", dijo el portavoz del Pentágono, Jeff Davis, en un comunicado.

Indicó que la operación fue ejecutada cerca de la isla Tritón "para desafiar los reclamos marítimos excesivos de las partes que reivindican las Islas Paracel" (o Paracelso), entre ellos China, que protestó denunciando un ingreso ilegal a sus aguas territoriales.

Davis dijo que en la operación participó el destructor USS Wilbur, equipado con misiles guiados, y que ningún buque de guerra chino estaba en las cercanías en ese momento.

Las aguas del Mar de China Meridional han sido objeto de tensas disputas territoriales, recordó el portavoz del Pentágono, quien indicó que Washington no había notificado previamente su intención de ingresar a esas aguas territoriales a ninguno de los tres países que reclaman las islas.

"Esta operación desafió los intentos de tres reclamantes --China, Taiwán y Vietnam-- a restringir los derechos y libertades de navegación alrededor de tierras que ellos reclaman con políticas que requieren el permiso previo o la notificación de tránsito en los mares territoriales", dijo Davis.

"Los reclamos excesivos sobre la isla Tritón son inconsistentes con la ley internacional, como está reflejada en la Convención del Mar. Esta operación era un desafío a los reclamos marítimos excesivos que restringen los derechos y libertades de Estados Unidos y otros, no sobre reclamos de tierras", indicó el portavoz del Pentágono.

Para China, se trató de una violación de sus aguas territoriales, de 12 millas.

"El buque de guerra, en violación de las leyes chinas aplicables, ingresó en aguas territoriales chinas sin autorización", protestó el Ministerio de Relaciones Exteriores chino en un comunicado.

"Exhortamos a la parte estadounidense a respetar las leyes chinas aplicables" y a actuar en un sentido más favorable "a la paz en la región", agregó.

China reivindica casi la totalidad del Mar de China meridional, un paso estratégico para el comercio mundial, paso estratégico para el comercio mundial y rico en recursos pesqueros y petroleros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP