Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Sebastian Gorka, asistente adjunto de Trump, había sido acusado de vínculos con grupos de extrema derecha y su conocimiento sobre la lucha contra el terrorismo fue cuestionado repetidamente por sus compañeros

(afp_tickers)

El asesor del presidente de Estados Unidos Sebastian Gorka partió el viernes de la Casa Blanca envuelto en la controversia, en medio de declaraciones contradictorias sobre si había renunciado o había sido cesado.

"Sebastian Gorka no renunció, pero puedo confirmar que no trabaja más en la Casa Blanca", dijo a reporteros un funcionario, después de que el asesor había dicho que se fue voluntariamente.

Gorka, de 46 años, se había convertido en una cara familiar en la televisión, dando una fuerte defensa del presidente estadounidense, Donald Trump, con un marcado acento británico. Nacido en Londres de padres húngaros, se convirtió en ciudadano estadounidense en años recientes.

Asistente adjunto del presidente, había sido acusado de vínculos con grupos de extrema derecha y su conocimiento sobre la lucha contra el terrorismo fue cuestionado repetidamente por sus compañeros.

Su fracaso para ganar autoridad en seguridad arrojó dudas sobre el papel que tenía en la vida cotidiana de la Casa Blanca.

Había sido visto entrar a eventos de la Oficina Oval, no con los miembros del equipo del presidente pero con la prensa, y sacando fotos a los periodistas detrás de las alas del avión presidencial Air Force One.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP