Un informe del parlamento de Sri Lanka acusó este miércoles al presidente Maithripala Sirisena de haber "socavado activamente" la seguridad nacional del país y no haber sabido impedir los atentados yihadistas del domingo de Pascua, que causaron 269 muertos.

Una comisión de múltiples interesados investigó las deficiencias del sistema de seguridad de Sri Lanka antes de los atentados del 21 de abril, sobre los que el país había recibido información muy precisa.

Los kamikazes de una organización yihadista local provocaron una carnicería el domingo de Pascua al hacerse explotar en hoteles de lujo e iglesias cristianas en plena celebración de la misa.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó estos ataques. Según la comisión parlamentaria, el Servicio Estatal de Inteligencia (SIS), principal organismo de investigación bajo la autoridad directa de Sirisena, disponía de información transmitida por India, pero no actuó.

La investigación señala que Maithripala Sirisena había excluido al Jefe de la policía, considerado cercano a su rival, el primer ministro.

Según el informe, en total murieron 269 personas, 45 de ellas extranjeras, y otras 500 resultaron heridas.

El mismo también afirma que no se ha encontrado ninguna prueba de la relación entre la National Thowheeth Jama'ath (NTJ), organización extremista de la que proceden los kamikazes, y el Estado Islámico, a pesar de la reivindicación pública de este último.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes