Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Caricatura del juez estadounidense Thomas Griesa pintada frente al Congreso, en Buenos Aires, en septiembre de 2014

(afp_tickers)

El juez federal estadounidense Thomas Griesa dio a conocer este martes una orden que aprueba el detallado mecanismo de pago de Argentina a los fondos especulativos para saldar el litigio por la deuda en 'default' y busca evitar posibles embargos de otros acreedores.

En un documento de dos páginas, el magistrado de Nueva York afirmó que "cualquier intento de sujetar, frenar o obstaculizar fondos previstos para acordar de cualquier reclamo sería contrario al interés público".

La orden se refiere en particular al mecanismo de pago del preacuerdo alcanzado el 29 de febrero por Argentina con los fondos especulativos más duros, NML Capital y Aurelius, a los que aceptó pagar 4.653 millones de dólares para terminar con el litigio que ganaron éstos por bonos en 'default' desde 2001.

Tras ese preacuerdo, Griesa levantó bajo condiciones el 2 de marzo sus medidas dictadas contra Argentina en el pasado, con el objetivo de facilitar que el país avance en su oferta que ya fue aceptada por el 85% de los demandantes por un monto de más de 6.600 millones de dólares.

Sin embargo, la decisión de Griesa se encuentra congelada hasta que el tribunal de apelaciones se expida sobre un total de 48 apelaciones presentadas por los querellantes.

Entre quienes apelaron están desde NML Capital y Aurelius hasta grupos de acreedores argentinos que aún no lograron ningún compromiso de pago.

En su orden, el juez exigió que Argentina derogue dos leyes que impiden un acuerdo con los fondos querellantes que no aceptaron sus canjes de deuda de 2005 y 2010 y que pague a los acreedores que hayan aceptado su oferta hasta el 29 de febrero.

Precisamente los diputados de Argentina se encaminaban a aprobar la madrugada del miércoles el millonario pago, en la primera gran prueba política para el presidente Mauricio Macri, cuya iniciativa pasará luego al Senado.

- Mecanismo draconiano -

El mecanismo de pago entre Argentina y los fondos más duros otorga a éstos prioridad en el cobro de la deuda y fija detallados pasos sobre el procedimiento de emisión de deuda que debe hacer el país cuando se le permita volver a los mercados internacionales, algo que no puede hacer desde 2014 por aquellas medida de Griesa.

Los pagos se efectuarán a través de una serie de entidades bancarias que se encargarán también de participar en el levantamiento de capitales que efectuará Argentina.

Ante la posibilidad de embargos de quienes no llegaron a un acuerdo, el país se compromete a informar a los querellantes en un plazo de 24 horas de "cualquier intento de cualquier acreedor de retener, obstaculizar o sujetar las ganancias de cualquier levantamiento de capitales".

Las partes establecerán además los pagos del preacuerdo más intereses hasta el 14 de abril, plazo final para el cual Argentina se comprometió a saldar los 4.653 millones de dólares.

En efecto, ese monto se calculó hasta el 29 de febrero, cuando se firmó el principio de acuerdo, y desde ese entonces corren intereses diarios que los negociadores del gobierno de Macri aceptaron pagar.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP