Navigation

Un sismo en el sureste de Francia deja cuatro heridos, uno de ellos grave

Una mujer fotografía destrozos causados por un terremoto de magnitud 5,4 en una calle en Teil (Ardèche, sureste de Francia), el 11 de noviembre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 11 noviembre 2019 - 12:26
(AFP)

Cuatro personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, durante un sismo de magnitud 5,4 que ocurrió este lunes cerca de Montelimar, en el sureste de Francia, sin provocar en cambio daños mayores.

El terremoto tuvo lugar a las 11H52 hora local y su epicentro se situó en Ardèche, a "26 kilómetros al sureste de Privas", posiblemente cerca de Teil, precisó en un comunicado la Oficina Central Sismológica Francesa (BCSF) de Estrasburgo.

Se trata del sismo más fuerte en Francia continental desde el ocurrido en 2003 -en el departamento de Vosgos (noreste)- según los datos del BCSF. En 2011, se registró un terremoto de magnitud 5,5 pero su epicentro se situó en el mar, a 100 km de las costas de la isla de Córcega.

El temblor de este lunes se sintió sobre todo en los departamentos de Drôme y en Ardèche, especialmente alrededor de Montelimar donde una persona resultó gravemente herida tras la caída de un andamio y fue trasladada con urgencia al hospital, según la prefectura de Drôme.

Otras tres personas resultaron heridas leves en Ardèche "debido a una crisis de pánico", indicó en Twitter el prefecto de este departamento, que pidió además a los habitantes de la ciudad de Teil, especialmente afectada, "permanecer por el momento en el exterior de los inmuebles".

"Mi edificio se rompió por dentro, por fuera, tiene fisuras por todas partes", declaró a la AFP Brahim, un habitante.

Tres gimnasios fueron habilitados para acoger a las personas que tuvieron que desalojar sus casas.

Según un balance de seguridad civil, unos cincuenta edificios de la zona presentan grietas y un inmueble en desuso se derrumbó en Ardèche.

La misma fuente precisa que no se registró ningún impacto en las centrales nucleares vecinas de Cruas y Tricastin.

"Duró cinco segundo, todo tembló a mi alrededor, los muebles, las paredes, como si un avión se hubiera estrellado a 800 metros o [como] una fuerte explosión", contó Kevin Cuer, habitante de una cuarta planta de un edificio de Montelimar.

Según él, "todo el mundo salió a la calle tras la sacudida".

El sismo, de una intensidad inusual, se sintió igualmente desde Lyon (centro-este) a Montpellier (sur), ciudades a unos 150 km del epicentro del terremoto.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.