Navigation

Un tribunal de Tel Aviv prohíbe el servicio de viajes compartidos de Uber

El tribunal se pronunció tras una demanda del sindicato de taxistas y de GetTaxi, una compañía que utiliza una aplicación para teléfonos móviles afp_tickers
Este contenido fue publicado el 27 noviembre 2017 - 13:38
(AFP)

La justicia israelí prohibió este lunes el servicio de viajes compartidos del grupo estadounidense Uber, debido a problemas vinculados al seguro de los pasajeros.

Un tribunal de Tel Aviv prohibió a partir del miércoles a las 10h00 locales (08H00 GMT) la circulación de los vehículos de viajes compartidos que utilizan la aplicación de Uber, según el dictamen al cual tuvo acceso a la AFP.

El tribunal se pronunció tras una demanda del sindicato de taxistas y de GetTaxi, una compañía que utiliza una aplicación para teléfonos móviles.

"El juez hizo su trabajo, deben respetar la ley", reaccionó con satisfacción el presidente del sindicato de taxistas Yehouda Ban On.

"Hacen trabajar a taxis privados infringiendo la ley, ponen en peligro a los pasajeros porque no tienen seguro, utilizan chóferes sin formación y que no han sido habilitados por las autoridades. Y todos saben que, digan lo que digan, lo hacen por dinero", declaró Ban On a la AFP.

Uber Israel lanzó a principios de noviembre el servicio de viajes compartidos UberDAY en el área de Tel Aviv y operaba ya un servicio UberNIGHT, sometido a numerosas restricciones, en la misma zona desde octubre de 2016, según los medios.

Otro de sus servicios, UberTAXI, lanzado en 2014 y que permite a los taxistas utilizar la aplicación para encontrar nuevos clientes, no se verá afectada por la decisión del juez de Tel-Aviv, indicó Uber.

"Ponemos fin a UberNIGHT y UberDAY, pero continuaremos proponiendo UberTAXI en Israel", indicó un portavoz de la compañía.

"Estamos decididos a cooperar con las autoridades israelíes para explorar los medios de mejorar la vida en nuestras ciudades gracias a la tecnología y a soluciones alternativas seguras y asequibles", añadió.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo