Estados Unidos participará de la COP25 que se abre el lunes en Madrid con una delegación encabezada por una funcionaria del Departamento de Estado, sin la presencia de altos integrantes del gobierno de Donald Trump.

Sin embargo, un contingente parlamentario encabezado por la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, complementará la presencia estadounidense en la cumbre climática. En el grupo estarán ausentes representantes del partido republicano, al que pertenece Trump.

"Estados Unidos continuará participando de las negociaciones en curso sobre el cambio climático y en reuniones -como la COP25- para asegurar condiciones equitativas en el campo de juego que protejan a los intereses estadounidenses", dijo en un comunicado divulgado el sábado el Departamento de Estado.

La subsecretaria de Estado para los Océanos, Asuntos Científicos y Ambientales Internacionales, Marcia Bernicat, una funcionaria de carrera que fue embajadora en Bangladés, encabezará la delegación que participará en la cumbre sobre el clima de la ONU que se desarrollará del 2 al 13 de diciembre en la capital de España.

Ningún alto funcionario de la administración Trump participará de la cumbre, pero Bernicat estará acompañada por integrantes del Departamento de Estado, así como de agencias de protección ambiental, oceánicas y de cooperación, y de los departamentos del Tesoro y Agricultura.

Pelosi anunció que encabezará una delegación del Congreso para "reafirmar el compromiso del pueblo estadounidense con el combate a la crisis climática".

El grupo liderado por Pelosi estará integrado por 15 parlamentarios, todos demócratas, de ambas cámaras.

Trump anunció en 2017 el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París sobre el clima, al estimar que era perjudicial para la economía estadounidense, pero recién el pasado 4 de noviembre Washington oficializó sus intenciones. La noticia fue recibida en el mundo con consternación, especialmente por parte de China y Francia.

Las cláusulas del acuerdo impedían que Estados Unidos diera antes este primer paso, a partir del que se inicia una cuenta regresiva de un año para que el país se retire efectivamente.

Ese plazo culmina el 4 de noviembre de 2020, un día después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos en las que Trump aspira a un segundo mandato.

Estados Unidos es el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero en el mundo, después de China, y es el único país que ha apelado a la cláusula de salida del acuerdo de París, redactado en la COP 21 en diciembre de 2015.

La cumbre climática COP 25 estaba prevista originalmente en Santiago de Chile, pero el gobierno decidió cancelar su organización debido a la crisis social y política en la que está sumida el país desde mediados de octubre.

Varios de los aspirantes a la candidatura presidencial demócrata han dicho que si llegaran a la Casa Blanca harán que Estados Unidos regrese inmediatamente al acuerdo de París.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes