Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos soldados hacen guardia durante la celebración de las elecciones locales del 29 de noviembre de 2015 en la ciudad de Mariupol, en el este de Ucrania

(afp_tickers)

La última gran ciudad bajo control del Gobierno en el este separatista de Ucrania, Mariupol, se quedará sin agua caliente al menos hasta mediados de octubre por falta de dinero para pagar sus deudas municipales, informaron responsables locales.

Este puerto industrial en el mar de Azov, con 460.000 habitantes, sirve de base a la administración progubernamental en la región y fue varias veces atacado por parte de los rebeldes prorrusos en los últimos años.

Su alcalde, Vadim Boichenko, anunció el miércoles que debía cortar el suministro de agua caliente hasta el 15 de octubre o incluso hasta finales de año, por no poder pagar una deuda de casi 28 millones de euros a la compañía municipal de calefacción urbana.

"Nos encontramos ante unas circunstancias que no nos dejan otra opción que cortar el agua caliente", indicó, citado por los medios locales.

La economía ucraniana, que se recupera apenas de años de colapso agravados por la guerra en el este industrial, depende en gran medida de la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI), que permitió evitar el impago de su deuda. El Gobierno ucraniano aumentó el precio de la calefacción entre el 75 y el 90% en 2016, por recomendación del FMI.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP