Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

"El ejército y la nación mano a mano", se lee en una pancarta colgada en la fachada de la sede de las Fuerzas Armadas turcas en Ankara el 22 de julio de 2016, una semana después del fallido golpe de Estado

(afp_tickers)

Decenas de militares turcos de la OTAN han pedido asilo en Alemania a causa de las grandes purgas políticas en su país, informaron este sábado varios medios de comunicación alemanes.

"Unos 40 militares turcos, en su mayoría de alto rango y que estacionaban en bases de la OTAN, pidieron asilo en Alemania", afirman el semanario Spiegel y la cadena televisiva ARD en un artículo firmado conjuntamente.

"Si vuelvo a Turquía, puedo ser encarcelado e incluso torturado", declaró a los medios de comunicación uno de los oficiales turcos, que aseguró que no tenía ningún vínculo con la tentativa de golpe de Estado "ni ninguna simpatía por los golpistas".

El Ministerio alemán de Interior y la Oficina para los migrantes y refugiados precisaron que esas demandas serían estudiadas como cualquier otra, según los medios de comunicación.

Esas informaciones llegan varios días antes de una visita de la canciller alemana, Angela Merkel, a Turquía, el 2 de febrero, en un contexto de tensiones entre Ankara y Berlín.

Desde que el golpe contra el presidente Recep Tayyip Erdogan fracasó el 15 de julio pasado, el Gobierno ha lanzado una purga contra todos los sectores de la sociedad, desde el ejército hasta la prensa, la judicatura o la educación.

Unos tres millones de turcos viven en Alemania.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP