Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos responsables electorales cuentan unas papeletas de los comicios parlamentarios el 19 de octubre de 2015 en Giza

(afp_tickers)

Unos hombres armados asesinaron a balazos a un candidato islamista a las elecciones parlamentarias egipcias este sábado en el norte del Sinaí, donde actúa un grupo insurgente yihadista, informaron las autoridades.

Mustafá Abdel Rahman, candidato del ultraconservador partido salafista Al Nur, considerado progubernamental, fue asesinado a tiros por dos individuos que se trasladaban en una motocicleta delante de su casa en la población de El Arish, según unos funcionarios policiales.

El secretario general del partido Al Nur, Galal Al Murra, confirmó a la AFP su muerte.

El suyo fue el único partido islamista importante que quedó al margen de la represión desatada tras el derrocamiento en 2013 del también islamista presidente Mohamed Mursi, al que Al Nur había retirado su apoyo. Mursi fue derrocado por el actual mandatario, el general Abdel Fatah Al Sisi, entonces comandante en jefe del ejército egipcio. Sisi lanzó una represión despiadada contra la cofradía de Mursi, los Hermanos Musulmanes, y más de 1.400 de sus miembros resultaron muertos en las manifestaciones en que reclamaban el regreso al poder del destituido, primer presidente elegido democráticamente en Egipto, y unos 15.000 fueron detenidos. Centenares de éstos, entre los cuales el propio Mursi, fueron condenados a muerte en juicios sumarios colectivos denunciados por la ONU.

Por primera vez desde hace 30 años, los Hermanos Musulmanes, cuya organización está prohibida, no participan en las elecciones legislativas que comenzaron el 18 de octubre.

La península del Sinaí se ve sacudida por una rebelión yihadista alentada por el grupo Estado Islámico (EI). Los ataques que perpetra tienen como objetivo principal a policías y militares del régimen de Sisi.

Los yihadistas reivindicaron este sábado dos ataques que costaron la vida a cuatro policías en las últimas 48 horas en la provincia del Sinaí.

La gobernación de Sinaí del Norte es un bastión del grupo yihadista Ansar Beit Al Maqdes que pasó a denominarse Provincia del Sinaí en señal de adhesión al "califato" autoproclamado por el grupo yihadista Estado Islámico en una parte de Irak y de Siria.

El ejército anuncia con frecuencia la muerte y captura de numerosos yihadistas, pero es imposible verificar sus balances con fuentes independientes.

El EI también reivindicó el viernes un atentado con bomba contra la policía frente a un hotel no lejos de las pirámides cercanas a El Cairo.

El artefacto explotó durante la operación de desactivación de la policía, causando cuatro heridos.

Varios miembros de la seguridad privada del hotel Le Méridien, situado a un kilómetro y medio de las famosas pirámides de Guiza, en la región de El Cairo, encontraron un objeto sospechoso en la acera, y llamaron a la policía, precisó un responsables de la seguridad de la zona, donde hay varios hoteles.

Según los policías que acudieron al lugar, se trataba de una bomba, que trataron de desactivar. Pero el artefacto estalló durante la operación, hiriendo a dos agentes, uno de ellos gravemente, y a dos miembros de la seguridad privada del hotel.

En su comunicado, los yihadistas del EI afirman que hicieron detonar una bomba en El Cairo contra "policías apóstatas".

AFP