Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una plataforma petrolífera en Vamcruz Windfarm, en Serra do Miel, Brasil, el 29 de junio de 2016

(afp_tickers)

Venezuela, Nigeria, Kuwait, Rusia y Omán integran el comité que verificará el cumplimiento de los recortes de producción acordados entre países de la OPEP y no OPEP para frenar la caída de los precios, anunció el lunes el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

"La primera reunión es el sábado 21 de enero y el domingo 22 de enero y allí se va a llamar a cada país para exigir el cumplimiento de los acuerdos, pero además se va a auditar", dijo Maduro en rueda de prensa tras reunirse en Caracas con el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el nigeriano Mohammed Barkindo.

La OPEP pactó en noviembre limitar su producción a 32,5 millones de barriles diarios (mbd), un recorte de 1,2 mbd, y en diciembre se sumaron a la decisión otros productores ajenos al cártel, como Rusia.

"Son 24 países que representan el 60% de la producción petrolera del mundo y el 80% de las reservas petroleras", celebró Maduro, quien planteó una cumbre en el primer trimestre de 2017, sin puntualizar probables fechas.

Venezuela, Nigeria y Kuwait son los delegados de la OPEP en el comité, mientras que Rusia y Omán son la voz de otros productores. El gobernante socialista propuso que el grupo se encuentre una vez al mes.

"Estoy convencido de que con la aplicación de esta histórica decisión (...) el año 2017 verá surgir una mejor situación para todos", expresó, por su parte, Barkindo.

Maduro dijo aspirar a que el precio del petróleo venezolano llegue a 60 dólares por barril en el primer semestre de 2017 y a 70 en el segundo semestre.

La media del valor de la cesta de crudo venezolano y sus derivados se ubica en 45,19 dólares por barril en el arranque de 2017; luego del promedio de 35,15 en 2016, sensiblemente menor al de 44,65 de 2015 y al de 88,42 de 2014.

Desde el 1 de enero, Venezuela redujo en 95.000 barriles diarios su producción, que era de 2,27 mbd, según la OPEP.

El desplome de los precios agravó la crisis económica del país caribeño, que obtiene 96% de sus divisas del crudo, con aguda escasez de alimentos y medicinas y una inflación proyectada en 1.660% por el FMI para 2017.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP