Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los publicistas brasileños Joao Santana (detrás) y su compañera Monica Moura son detenidos a su llegada a Sao Paulo, en Brasil, el 23 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Los publicistas brasileños Joao Santana y Monica Moura, presos en la operación anticorrupción "Lava Jato", confesaron haber recibido millones de dólares en negro no solo en Brasil, sino también en Venezuela, Panamá y El Salvador, para financiar campañas de candidatos presidenciales.

El caso más sonado es el de Venezuela, donde Moura, esposa de Santana, aseguró que recibió más de 10 millones de dólares en maletines llenos de billetes de la mano del presidente Nicolás Maduro, entonces canciller, para la reelección de Hugo Chávez en 2012.

"Maduro me pagaba casi semanalmente en la propia cancillería y me entregaba el dinero", dijo la publicista en su declaración, según se aprecia en uno de los videos hechos públicos este viernes por el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil.

La mujer de Santana, publicista de los presidentes brasileños de izquierda Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016), afirmó que Maduro llegó a entregarle 800.000 dólares en un solo día y que, para su seguridad, ponía a su disposición un carro blindado que parecía de un "rockero americano o, más bien, de un cantante de funk", la música que suena en las favelas de Rio.

Moura aseguró que todo el dinero para la campaña de Chávez fue pagado a través de la llamada 'caja 2' y que las constructoras brasileñas Odebrecht y Andrade Gutiérrez contribuyeron también con 7 millones y 2 millones de dólares, respectivamente, para esa elección que el líder socialista, ya enfermo, acabó ganando al opositor Henrique Capriles.

La publicista explicó, además, que la fama de su firma en América Latina data de la campaña para el izquierdista Mauricio Funes en 2009 en El Salvador, "un país en el fin del mundo, con guerra, terremotos y que no tenía dinero" para pagarles.

Moura dice que, como pasó en otras ocasiones, fue el expresidente Lula (2003-2010) quien les animó a ayudar a colegas en la región y que los 3 millones de dólares que costó esa campaña fueron pagados entre Odebretch y su exministro de Hacienda, Antonio Palocci.

El expresidente de Panamá Ricardo Martinelli (2009-2014) -que vive en Miami y es reclamado por la justicia panameña- también está entre los nombres citados por la pareja.

Al parecer, Martinelli insistió en que los brasileños dirigieran la campaña de su sucesor y llegó a pagar 500.000 dólares en mano a Moura para los "gastos corrientes" que tuviera en el país.

Santana y Moura fueron condenados en febrero pasado a ocho años de prisión por lavado de dinero dentro del caso de corrupción en Petrobras. Ambos colaboran ahora con la justicia para lograr una reducción de sus penas.

En los videos divulgados, la pareja asegura que tanto Lula como Rousseff estaban al tanto de los sistemas de financiación ilegal de las campañas electorales del Partido de los Trabajadores (PT).

Los abogados de Lula calificaron esas declaraciones de "mentirosas".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP