Los llamados de Estados Unidos para pedir a Caracas que deje entrar la ayuda humanitaria son una cortina de humo para preparar una "invasión extranjera", afirmó el martes el embajador venezolano ante los organismos de la ONU en Ginebra.

"Nunca podremos aceptar los intentos de usar el apoyo humanitario para promocionar una invasión extranjera en nuestro país", declaró el embajador Jorge Valero en una entrevista a la AFP.

"Es por eso que rechazamos firmemente el intento de Estados Unidos de utilizar la supuesta ayuda humanitaria como mecanismo para una intervención", agregó.

El presidente Nicolás Maduro cerró cuatro puentes fronterizos que unen Venezuela con la ciudad colombiana de Cúcuta el 22 de febrero, después de que Estados Unidos y unos 50 países reconocieran al jefe de la oposición Juan Guaidó como presidente interino.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, había pedido el domingo a Maduro, levantar el bloqueo fronterizo para dejar entrar pasar la ayuda a Venezuela.

Venezuela atraviesa una profunda crisis política y económica. Más de 2,7 millones de venezolanos abandonaron el país desde 2015, huyendo de la escasez de productos de primera necesidad y medicamentos, una situación que se ha agravado estas últimas semanas por una serie de apagones.

Valero insistió en el hecho que su país está abierto a una ayuda humanitaria procedente de "países amigos", y recordó el acuerdo concluido la semana pasada con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

- "Las sanciones matan" -

"Cualquier institución de las Naciones Unidas o incluso institución de otro tipo que quiera cooperar con Venezuela, por supuesto estamos dispuestos a considerarla siempre y cuando, y esto es una condición previa sine qua non, se respete la soberanía nacional", aseveró.

Un primer cargamento de ayuda de la Cruz Roja llegó el martes al aeropuerto de Caracas.

Pero el embajador venezolano denunció la insistencia de Washington en querer enviar más ayuda, ya que "utiliza el tema de la supuesta crisis humanitaria como un pretexto para practicar una invasión militar".

Como el presidente Maduro, Valero niega que su país sufra una crisis humanitaria y acusa a las sanciones estadounidenses de ser las responsables de los problemas económicos del país

"Las sanciones causan (...) dolor, sufrimiento, miseria, destrucción, enfermedades", dijo el embajador. "Las sanciones matan".

Hablando del éxodo masivo de la población, Valero estimó que era "la consecuencia directa de la guerra económica y de sanciones contra Venezuela".

El diplomático dijo asimismo que esperaba que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, la chilena Michelle Bachelet, quien también ha denunciado el impacto de las sanciones de Estados Unidos en la población venezolana, visite próximamente el país. "Estamos muy expectantes a que esta visita se realice", aseguró.

Según la ONU, un equipo técnico, que viajó recientemente a Caracas para analizar si una visita así era posible, hizo un informe a Bachelet.

Valero también critico los esfuerzos de Estados Unidos para impedir que Venezuela ocupe durante un mes la presidencia de la Conferencia del Desarme de la ONU en Ginebra en mayo.

"La posición de la diplomacia estadounidense (...) es ridícula", dijo Valero, sugiriendo que Estados Unidos invite a Juan Guaidó para que los represente en la comisión.

"Si el gobierno de Estados Unidos quiere tanto a su títere (en alusión a Juan Guaidó), que lo sienten en su silla, que lo sienten en la silla de Estados Unidos", ironizó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes