Navigation

Vigilia en Canadá por los muertos en el desastre aéreo en Irán

Velas iluminan una fotografía de una mujer fallecida entre las 176 víctimas del desastre aéreo en Irán afp_tickers
Este contenido fue publicado el 10 enero 2020 - 03:40
(AFP)

Cientos de personas participaron en una vigilia la noche de este jueves en Toronto en memoria de los 176 fallecidos al estrellarse un avión en Irán, 63 de los cuales eran canadienses.

El primer ministro Justin Trudeau dijo más temprano que múltiples fuentes de inteligencia indican que Irán derribó el Boeing ucraniano, aunque indicó que puede haber sido involuntario.

En la vigilia en Toronto, que tiene una gran comunidad iraní, muchos expresaron enojo y tristeza.

"Alguien tiene que respondernos por qué sucedió esto. Eran personas inocentes que murieron", dijo Yasmin Roshan, de 43 años, quien perdió a dos amigos en el accidente, y participó de la vigilia junto a su hija de nueve años.

Roshan culpa de lo ocurrido al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien el viernes pasado ordenó el asesinato de un alto general iraní en Irak, lo que provocó un aumento de tensiones entre Washington y Teherán.

Irán tomó represalias el miércoles disparando una lluvia de misiles balísticos contra las bases militares iraquíes que albergan tropas estadounidenses. El avión cayó solo unas horas más tarde.

"Todos se han ido y no sabemos por qué. Es el derecho de la comunidad y de todos saber exactamente qué sucedió", dijo Sam, de 55 años. "Estoy enojado y triste", agregó.

En la multitud, algunos gritaron "¡Queremos justicia!".

En Toronto, se estima que hay unos 100.000 canadienses de origen iraní. Se trata de una de las comunidades iraníes más grandes de América del Norte, después de Los Ángeles. Las cifras oficiales indican que en 2016 había un total de 210.000 personas de origen iraní en el país.

También se realizaron vigilias en Ottawa y Montreal. En la capital, Trudeau depositó una corona de flores durante una ceremonia celebrada fuera del Parlamento.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.