Estados Unidos comenzó a aplicar este viernes, como estaba previsto, aranceles por 7.500 millones de dólares a productos europeos, desde aviones hasta vinos, pasando por quesos y material de construcción.

Estos aranceles se elevan al 10% para los aviones fabricados por Airbus (en Francia y Alemania), y al 25% para los productos alimentarios y textiles de otros países de la Unión Europea, así como a artículos industriales alemanes.

Los productos castigados representan exportaciones anuales de unos 6.800 millones de euros. En 2018, el total de las exportaciones europeas hacia Estados Unidos fue de 320.000 millones de euros, según Eurostat.

Estos son los principales sectores castigados:

Aeronáutica

Solo los aviones de línea ensamblados en Toulouse (Francia) o Hamburgo (Alemania) están afectados, y no los subcontratistas.

Las exportaciones tasadas contabilizaron 3.160 millones de euros en 2018, según el grupo de reflexión alemán IfW Kiel. En cambio el valor de los Airbus para entregar a Estados Unidos supera los 120.000 millones de dólares a precio de catálogo.

"Si hay una guerra comercial" con represalias de Bruselas, "acabaremos por tener dos monopolios regionales, Boeing en Estados Unidos, Airbus en Europa" pues cada uno de ellos será demasiado caro al otro lado del Atlántico, confesó una fuente industrial europea.

Para los aviones ensamblados en Francia, Estados Unidos impondría 190 millones de dólares de derechos de importación, añadió la misma fuente.

Vinos españoles y franceses

Los vinos "tranquilos" (no efervescentes) españoles, franceses, alemanes y británicos, que contengan un grado de alcohol inferior o igual al 14% y menos de dos litros, tendrán una nueva tasa del 25%.

Los vinos a granel y los espumosos (cava y champán) no estarían tasados.

En 2018, las exportaciones de vino español a Estados Unidos fueron de 240 millones de euros.

Los vinos franceses afectados realizaron en 2018 en Estados Unidos una volumen de negocios de mil millones de euros, según la Federación de Exportadores de Vinos y Licores. Sus ventas aumentaron un 10% con respecto al primer semestre de 2019.

En Italia, la bebida queda libre de sanciones (exportaciones de 1.500 millones de euros en 2018), no así los vinos blancos y los licores alemanes (180 millones de euros).

Whisky escocés

Los licores británicos, irlandeses, alemanes, españoles e italianos también reciben impuestos suplementarios. El coñac francés por su parte se libra.

El whisky está en primera línea: el "whiskey single malt" escocés constituye más de la mitad del valor de los productos británicos damnificados, es decir más de 460 millones de dólares, según los industriales del sector.

El gigante británico Diageo asegura que puede "absorber los efectos" de las sanciones", pero teme "el impacto en las destilerías independientes" escocesas "más pequeñas".

Por su parte, el número dos mundial de licores Pernod Ricard deploró un "impacto significativo" para sus "single malts" escoceses (Glenlivet), así como para su marca española de vinos Campo Viejo. La empresa dice que ha registrado "un pequeño efecto de pedidos anticipados en previsión" de las sanciones.

Quesos

La lista estadounidense también incluye quesos como el cheddar, el stilton, el parmesano, quesos de cabra o quesos azules, exceptuando el roquefort.

Los quesos franceses se ven afectados de manera marginal, según el ministerio de Economía francés.

En cambio, la mitad de las exportaciones de queso holandés a Estados Unidos están tasados por un monto anual de unos 39 millones de euros, según el gobierno.

Aceite de oliva español

Otros productos alimentarios afectados son: frutas (naranjas, limones, cerezas...) y zumos, marisco preparado, o algunos productos de charcutería y salchichas, así como las galletas y los gofres alemanes y británicos y el café exportado por Alemania.

Pero sobre todo, las aceitunas y aceites de oliva españoles están tasados en un 25%.

España exportó el año pasado a Estados Unidos aceite de oliva por 405 millones de euros, un sector que emplea a 400.000 agricultores en el país. Las aceitunas exportadas representaban 179 millones de euros.

En total, la mitad de las exportaciones agroalimentarias españolas a Estados Unidos se verían tasadas, es decir alrededor de mil millones de dólares.

En cambio, el aceite de oliva de Italia (436 millones de euros de exportaciones) así como la pasta y conservas de tomates del país se salvan. Solo 500 millones de euros de exportaciones alimentarias italianas están sancionadas, por más de 4.000 millones en total.

Herramientas y material de obra alemanes

Si bien el sector automovilístico queda fuera de esta salva de sanciones, algunas herramientas eléctricas portátiles y máquinas de obra (excavadoras...) fabricadas en Alemania reciben un 25%, así como objetivos de cámaras de fotos del mismo país.

Según el gabinete IfW, las exportaciones de herramientas eléctricas representaban el año pasado 130 millones de euros, mientras que las de material de obra como excavadoras se elevaban a 100 millones de euros.

Textil británico

Solo el Reino Unido ha sido castigado con un 25% de aranceles para los jerséis de lana y de cachemira, anoraks y lencería, trajes para hombre o artículos de cama.

burs-jug/tq/spi/bc/mar

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes