Navigation

Vizcarra alega falta de condiciones para proyecto cuprífero mexicano tras protestas en Perú

En esta imagen de archivo, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, habla con la prensa al llegar a las obras de expansión del puerto de Pisco, unos 250 km al sur de Lima, el 10 de octubre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 02 noviembre 2019 - 23:18
(AFP)

El presidente peruano, Martín Vizcarra, aseguró el sábado que faltan "condiciones sociales" para impulsar el proyecto cuprífero Tía María, que demandará una inversión de 1.4000 millones de dólares a la empresa mexicana SPCC.

“Si bien hay una decisión (a favor), mientras no haya condiciones sociales no podrá hacerse la ejecución del proyecto", dijo Vizcarra a periodistas en alusión a las violentas protestas y bloqueos de carreteras que realizan agricultores antimineros en la región Arequipa (sur).

El presidente exhortó a los manifestantes a dialogar con las autoridades en busca de una salida pacífica a las protestas, durante una gira en la región Moquegua -de la cual es oriundo- vecina a Arequipa.

"Con el diálogo podemos encontrar el camino", agregó, asegurando a los pobladores que su gobierno les garantiza que el proyecto no afectará sus tierras ni las aguas de riego.

Los cuestionamientos a Tía María retomaron fuerza luego que el Consejo de Minería -un tribunal administrativo- autorizó el proyecto a mitad de esta semana, lo que desató enfrentamientos entre agricultores con la policía.

El proyecto se ubica en el valle del Tambo, cuya población también rechaza a la mina por temor a que sus fuentes de agua y sus tierras de cultivo se contaminen.

El vicepresidente de finanzas del grupo mexicano que opera la empresa Southern Copper, Raúl Jacob, reiteró el compromiso de comenzar el desarrollo del proyecto, según un comunicado de SPCC.

El ejecutivo también sostuvo que "con este fallo no sólo se da viabilidad a la ejecución del proyecto (...), sino también se da una buena señal a la comunidad de inversionistas".

El secretario de la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa, José Luis Chapa, afirmó el miércoles que el fallo "es una traición a la patria y a la población".

El gobierno había suspendido el 9 de agosto el permiso otorgado a la empresa para empezar a explotar la mina hasta que se resuelva un reclamo ambiental de las autoridades locales.

Según el ministerio de Energía y Minas, la producción estimada de Tía María es de 120.000 toneladas de cobre anuales. La empresa dijo que proyecta invertir 1.400 millones de dólares y que creará más de 9.000 nuevos empleos formales durante la construcción.

Desde 2011, cuando se inició el proceso para el permiso de operaciones de Tía María, las protestas contra el proyecto han dejado seis muertos entre los pobladores.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.