Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El cartel de Wall Street, el 28 de febrero de 2012

(afp_tickers)

Wall Street cerró casi estable el lunes, ante la reticencia de los inversores a dar continuidad a la tendencia alcista de las últimas semanas, antes de una nueva reunión de la Reserva Federal (Fed): el Dow Jones ganó 0,09% y el Nasdaq 0,04%.

Según datos definitivos, el índice estrella Dow Jones Industrial Average avanzó 15,82 puntos y se ubicó a 17.229,13 puntos, mientras el Nasdaq, de dominante tecnológica, subió 1,81 puntos hasta 4.750,28 unidades.

La apertura había marcado que el Dow Jones cedía 0,13% y el Nasdaq 0,31%, pero luego con el transcurso de la sesión acabaron en ganancia ambos.

Por su parte, el índice S&P 500, considerado por los inversores como el más representativo, cedió 2,55 puntos, un 0,13%, hasta 2.019,64 puntos.

El viernes, la Bolsa de Nueva York había terminado en neta alza, exhibiendo, al igual que sus homólogas internacionales, una reacción lógica pero tardía a las ambiciosas medidas anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE): el Dow Jones ganó 1,28% y el Nasdaq 1,85% puntos, con lo cual cerró la semana con un crecimiento de 1,21% y un 0,67%, respectivamente.

"El sentimiento de los inversores es neutro" en este momento, tras un aumento de alrededor de 11% del índice S&P desde su punto más bajo del año, alcanzado en febrero, subrayó Charlie Bilello, de Pension Partners.

"Se muestran prudentes antes de la reunión de dos días de la Reserva federal", el martes y el miércoles, subrayaron por su lado los analistas de Wells Fargo.

Los inversores no esperan que se produzca ninguna medida nueva del Comité de Política Monetaria el miércoles, pero seguirán de cerca la conferencia de prensa de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, al acecho de cualquier dato que permita saber las intenciones de los responsables de la política monetaria respecto a un eventual alza de las tasas de interés.

Aunque varios analistas estiman que tras cuatro semanas de aumento las valorizaciones son algo elevadas, el mercado procura minimizar las tomas de riesgos antes de que se produzcan estas aclaraciones y en vísperas de la comunicación de indicadores muy seguidos.

"Si las cifras (sobre las ventas minoristas) son correctas mañana (por el martes) creo que las expectativas de un alza de las tasas de interés (en los próximos meses) se verían reforzadas y creo que sería algo bueno", dijo Bilello.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP