Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Apertura de sesión en la bolsa Wall Street, en Nueva York, el 18 de mayo de 2017

(afp_tickers)

Tras resistir los días políticamente más agitados desde la investidura presidencial de Donald Trump en enero, Wall Street abre el lunes una semana que se perfila como pobre en cuestiones económicas.

En las últimas cinco sesiones el índice industrial Dow Jones perdió 0,44%, el Nasdaq, de valores electrónicos, bajó 0,61% y el S&P 500 retrocedió 0,38%.

Wall Street cerró "una semana errática" dijo Karl Haeling, de LBBW.

La bolsa de Nueva York parecía ajena a los vaivenes de la política estadounidense. Sin embargo cayó el miércoles a sus menores niveles del año al incrementarse los problemas políticos de Trump y luego aminoró las pérdidas.

El presidente, que estará fuera de Estados Unidos buena parte de la semana entrante, fue acusado de revelar secretos a Rusia y de obstruir una investigación sobre la supuesta injerencia rusa en la campaña hacia las elecciones de noviembre.

"Cuando se observa el paisaje político se ve incertidumbre", admitió Tom Cahill, de Ventura Wealth Management.

Como en cada polémica en que se involucra Trump, los inversores temen que esos líos políticos demoren las promesas de reformas económicas que los mercados están esperando; como la rebaja de impuestos a las empresas.

Sin embargo y pese a los sobresaltos, Wall Street limitó sus pérdidas y su baja semanal resultó modesta.

- Atención al crudo -

Desde la elección de Trump, Wall Street ganó mucho y las últimas semanas fueron marcadas por un desmoronamiento del índice VIX "del miedo", que mide la volatilidad de los mercados americanos.

El índice tuvo una leve alza durante esta semana debido a los problemas de Trump pero parece prematuro augurar situaciones demasiado preocupantes, dicen analistas.

"Incluso con la volatilidad del miércoles, el VIX casí ni se movió respecto al mes pasado", dijo Nicholas Colas, de Convergex.

La semana que comienza el lunes será pobre en datos económicos pero desde el miércoles los inversores pondrán su atención en las actas de la reunión de abril de la Reserva Federal en la que decidió mantener intactas las tasas de interés.

El mercado también mirará hacia fuera de Estados Unidos. Particularmente estará atento a la reunión que sostendrá el jueves la Opep en Viena para discutir la eventual extensión del sistema de topes de producción que aplica desde enero y que debería concluir a fines de junio.

AFP