AFP internacional

Policías bloquean el acceso a los Campos Elíseos tras el tiroteo del 20 de abril de 2017, en el que murió un policía francés

(afp_tickers)

Estados Unidos renovó este lunes las advertencias a sus ciudadanos ante el riesgo de sufrir atentados "terroristas" yihadistas en Europa tras los ataques de las últimas semanas en Francia, Rusia, Suecia y Reino Unido.

El Departamento de Estado publica regularmente alertas destinadas a los estadounidenses que residen o que viajan al extranjero. En ese marco, la oficina consular de la cartera de Exteriores norteamericana actualizó las referidas a Europa, la última de las cuales se remontaba al 31 de mayo de 2016, durante la Eurocopa de fútbol que se celebró en Francia.

"El Departamento de Estado advierte a los ciudadanos estadounidenses de la amenaza continua de ataques terroristas a través de Europa", previene la diplomacia en un comunicado, mencionando "los últimos incidentes en Francia, Rusia, Suecia y Reino Unido".

Esto "demuestra que (los grupos) Estado Islámico (EI), Al Qaida y sus ramas afiliadas tienen la capacidad de prever y perpetrar ataques terroristas en Europa", indicó el Departamento de Estado.

Estados Unidos está preocupado por atentados contra "sitios turísticos, medios de transporte, centros comerciales, hoteles, clubes, restaurantes, lugares de culto, parques, eventos públicos, escuelas, aeropuertos" que pueden ser blanco de "armas de fuego, explosivos, vehículos y armas blancas".

Washington hizo referencia a los cuatro últimos ataques en Europa atribuidos a yihadistas o reivindicados por grupos yihadistas.

El 20 de abril en la avenida de los Campos Elíseos de París, tres días antes de la primera vuelta presidencial, el francés Karim Cheurfi -que pregonaba su afinidad con el EI- mató a un agente de policía e hirió a otros dos, así como a una ciudadana alemana, antes de ser abatido.

El 7 de abril en Estocolmo un uzbeko, al que se le había denegado la residencia, atropelló con un camión a una veintena de personas provocando la muerte de tres suecos, un británico y un belga.

El 22 de marzo en Londres un atentado reivindicado por el EI dejó cinco muertos. Su autor fue abatido por la policía.

AFP

 AFP internacional