Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, a través de una cámara en una rueda de prensa con motivo del 10º aniversario de la plataforma, en Berlín, el 4 de octubre de 2016

(afp_tickers)

Wikileaks ofreció el martes una recompensa a quienes filtren documentos de la Casa Blanca antes del fin del mandato del presidente de EEUU, Barack Obama, anunció la organización en un mensaje difundido por Twitter.

Por su parte, el australiano Julian Assange, fundador de Wikileaks, actualmente refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres, reafirmó que Rusia no estaba detrás de los mails de Hillary Clinton filtrados por la organización.

"Aviso a los administradores informáticos: ¡No dejen a la Casa Blanca destruir de nuevo la historia de EEUU! ¡Copien los documentos ahora y envíenlos a Wikileaks cuando quieran!, exhortó un tuit de la organización especializada en la revelación de documentos secretos.

"Ofrecemos una recompensa de 20.000 dólares por cualquier información que permita la detención o el desenmascaramiento de cualquier agente de la administración Obama que haya destruido documentos importantes", indicó el mensaje.

La cadena de televisión Fox de EEUU difundió, por su parte, una larga entrevista de Julian Assange, grabada en la embajada de Ecuador en Londres, donde está refugiado desde junio de 2012.

Assange se negó a revelar la fuente que transmitió a Wikileaks los correos electrónicos de John Podesta, el director de campaña de Hillary Clinton.

Entre ellos tres discursos de la exsecretaria de Estado remunerados por el banco Goldman Sachs, que dejaban en evidencia los vínculos de la candidata demócrata con los círculos financieros de Wall Street.

Hillary Clinton acusó al Gobierno ruso de ser responsable de esas filtraciones -acusación compartida por la administración estadounidense- y a Wikileaks de haber ayudado a su adversario republicano Donald Trump a ganar la elección presidencial.

"La fuente no es el gobierno ruso", reiteró Julian Assange en la entrevista concedida a Fox.

Assange consideró además que es "imposible decir" si la revelación del contenido de esos correos electrónicos favorecieron a Trump en la elección del 8 de noviembre.

Pero si "fue así" lo que "dio la vuelta de la elección" fue el contenido de las "verdaderas declaraciones" de Hillary Clinton y su entorno, afirmó Assange.

WikiLeaks difundió también unos 20.000 correos electrónicos internos del Partido Demócrata que revelaban un trato preferencial de los responsables hacia Clinton en desmedro de su rival Berni Sanders, lo que provocó la renuncia del presidente del comité nacional.

Julian Assange, 45 años, está refugiado en la embajada de Ecuador para evitar una extradición a Suecia, que solicitó su captura tras una denuncia de violación presentada por una mujer sueca en 2010.

Assange niega los hechos y dice que se trata de una maniobra para extraditarlo a EEUU para ser juzgado por difusión de informaciones secretas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP