Yemen, devastado por una guerra que dura desde 2014, se convertirá en el país más pobre del mundo si el conflicto continúa hasta 2022, según un informe de la ONU.

"Si los combates continúan, Yemen será en 2022 el país más pobre del mundo, con 79% de la población por debajo del umbral de pobreza y el 65% viviendo en extrema pobreza", destaca este informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Según el informe publicado el miércoles, la guerra hace que la tasa de pobreza pase del 47% en 2014 al 75% en 2019 en este país de 29 millones de habitantes, según la ONU.

Yemen, considerado durante mucho tiempo el país más pobre de la península arábica, se sumió en la guerra cuando los rebeldes hutíes se apoderaron de la capital Saná a finales de 2014. Una coalición militar encabezada por Arabia Saudita lanzó una ofensiva meses después para apoyar al gobierno del presidente Abd Rabbo Mansur Hadi, reconocido internacionalmente.

Los combates han causado decenas de miles de muertos, en su mayoría civiles, y han llevado a Yemen al borde de la hambruna. También han desplazado a millones de personas. "La guerra no sólo provocó la peor crisis humanitaria del mundo, sino que también sumió al país en una profunda crisis de desarrollo", declaró el representante del PNUD en Yemen, Auke Lootsma, con motivo de la publicación de este informe.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes