Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una empleada de la compañía Zabbaan rellena unas botellas de zumo natural el 13 de octubre de 2017 en Bamako

(afp_tickers)

Los pétalos de hibiscos escarlatas hierven en una gran olla con las hojas verdes del kinkeliba. Una pizca de "pan de mono", el fruto del baobab, y de jengibre y la bebida llamada "Príncipe" está lista para ser embotellada en Malí.

Aïssata Diakité, ingeniera en agroempresas, lanzó Zabbaan, una gama de jugos de frutas 100% naturales, sirviéndose de los métodos tradicionales de su infancia en Mopti, en el centro de Malí, a orillas del río Níger.

Fue allí donde maduró el proyecto, en paralelo a sus estudios en Francia. "Cuando era estudiante, venía cada año a Malí de vacaciones. Necesitaba un coche para ir a la zona rural para hablar con agricultores, comprender la estacionalidad, cómo gestionar la temporada baja", cuenta.

En 2016 creó "Zabban", en alusión al zaban, un tipo de liana que crece en la maleza, pero hasta diciembre de 2017 no lanzó oficialmente su empresa emergente, delante de un centenar de actores económicos de Malí.

"Producimos lo que consumimos. Por eso, creemos empleo y riqueza", dijo en aquella ocasión el ministro de Desarrollo Industrial, Mohamed Aly Ag Ibrahim, alabando "un modelo que debe inspirar", el de una "joven de la diáspora que deja el extranjero para venir a invertir en su país y tener éxito en sus propósitos".

Una semana antes, Bamako acogía el foro Invest in Mali, del que Aïssata Diakité fue una de las embajadoras.

El foro persigue presentar las oportunidades del país, pese a la creciente inestabilidad, en particular en la región natal de la joven empresaria.

- Botellas aristocráticas -

"Venir a Malí en la actualidad es un acto de fe", admitió el presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, en su discurso inaugural del foro, que generó promesas de inversión de 34.000 millones de FCFA (unos 51 millones de euros), en el cemento, la energía solar en áreas rurales y en la producción de envases, según los organizadores.

Y fe, a Aïssata Diakité, que heredó la fibra emprendedora de sus padres, no le falta, ni tampoco perseverancia.

"El tiempo de conseguir toda una red de agricultores no es baladí, me tomó unos tres años", precisa.

La empresa da trabajo a 65 personas y produce una media de 1.000 botellas diarias, que se venden principalmente en los supermercados de Bamako por 500 FCFA (unos 75 céntimos de euro) la unidad.

Para penetrar en nuevos mercados y exportar, Zabbaan está en camino de conseguir la certificación bio.

La marca se apoya principalmente en recetas a base de hojas, tallos, flores o frutas de la sabana africana, "la mayor parte de los cuales, silvestres", como el baobab, el zaban o la kinkeliba, una planta conocida por sus propiedades diuréticas.

"Trabajamos con redes de agricultores que nos abastecen y que, muy a menudo, han heredado las tierras de padres a hijos. Esos productos también se utilizan en la medicina tradicional africana", explica.

- Moringa, hibiscos, baobab -

Esta mañana, el equipo de producción está manos a la obra. Antes del embotellado de "Príncipe", uno de los productos más apreciados, hay que realizar una cata. Un trabajo de equipo.

"Algunos creen que le falta jengibre, así que vamos a retocarlo un poco, agregaremos un poco de jengibre", indica Lala Coulibaly, responsable de calidad e higiene, vestida con una bata blanca.

Del "rey" (mango y baobab) a la "guerrera" (moringa, hibiscos, menta y baobab), pasando por el "príncipe" o el "duque" (zaban y babobab), cada botella lleva un nombre distinto en alusión la epopeya del Imperio mandinga, uno de los mayores que haya conocido África del Oeste.

Una reminiscencia de las historias que le contaba su abuela, apostilla Aissata Diakité: "Hemos asociado los nombres de la marca con la historia de la familia real: del rey a la reina, hasta el guerrero...".

La fundadora de Zabbaan ya está metida en otro proyecto: la extracción e importación de sabores naturales "made in Mali".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP