Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Amnistía Internacional denuncia vuelos de la CIA

Amnistía Internacional vuelve sobre el tema vuelos secretos de la CIA

(Keystone)

La ONG defensora de los derechos humanos, con sede en Londres, dice que algunos de esos vuelos secretos pasaron por Suiza.

Berna confirma que seis vuelos transitaron por Ginebra y Zúrich, es decir dos más de los indicados hasta ahora. El informe de AI examina más de 1.000 movimientos de aviones secretos de la CIA entre 2001 y 2005.

Además de los cuatro aterrizajes hechos en Ginebra, un avión señalado por Amnistía Internacional pasó el 12 de febrero de 2001 por Zúrich, declaró a la agencia ATS Antón Kohler, de la Oficina Federal de la Aviación Civil (OFAC).

En el examen de la gran cantidad de informaciones fue descubierto otro vuelo que transitó por el aeropuerto ginebrino de Cointrin el 16 de septiembre de 2001, añadió Kohler al tiempo de indicar que suman 76 los presuntos aviones de la CIA que pudieron haber sobrevolado Suiza.

Los seis vuelos que según el informe de Amnistía Internacional eran de la CIA e hicieron escala en Suiza estaban en regla y la OFAC no estableció nexo alguno de éstos con la CIA. "Nosotros sólo disponemos de datos técnicos. No sabemos nada del fin (de esos vuelos)", subrayó el responsable de la OFAC.

Amnistía insiste en su análisis

A menos de tres meses que la prensa suiza pusiera en evidencia las actividades ilegales, Amnistía Internacional vuelve a la carga con un informe que parece no dejar lugar a dudas.

El documento de 40 páginas dice que la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) empleó regularmente el espacio aéreo europeo; presenta casos concretos de personas que fueron víctimas de las "restituciones", tal como se designa "al traslado de personas de un país a otro sin respeto a los procedimientos jurídicos o administrativos".

La restitución, precisa el organismo de derechos humanos, se realiza en general "a iniciativa de Estados Unidos en el marco de la *guerra contra el terrorismo* y emplea para ello un ingenioso sistema que viola el derecho internacional y "manipula los acuerdos comerciales".

Para no declarar esos vuelos a las autoridades pertinentes se habría servido sobre todo de operadores privados. En algunos casos, encubiertos por sociedades ficticias.

Los envíos, indica AI, se realizaban hacia Egipto, Jordania y Siria "que tienen la reputación de utilizar la tortura en sus interrogatorios".

En el marco de esas restituciones fueron también enviadas personas a los Estados Unidos, para ser encarceladas en Guantánamo, otras a Irak y Afganistán, "o incluso a los centros de detención secretos administrados por la CIA llamados *lugares negros*".

También por Suiza

Amnistía Internacional señala que considerando el número de aviones fletados por la CIA entre septiembre 2001 a septiembre de 2005, puede establecer que un avión Boeing 737 - visto en bases estadounidenses en Afganistán-, aterrizó en Ginebra.

Un Gulfstream V que habría hecho 114 vuelos hacia la cárcel estadounidense de Guantánamo habría también aterrizado dos veces a orillas del lago ginebrino.

El avión denominado "expreso de Guantánamo" habría sido también usado por la CIA para transportar dos prisioneros de Suecia a Egipto. En fin, un Gulfstream IV se posó dos veces en Ginebra y una vez en Zúrich. Según AI este aparato sirvió para transferir al ex imán egipcio Abu Omar de Alemania a Egipto, tras ser detenido en Milán, en 2003.

Dos periodistas suizos abrieron la caja...

Las actividades ilegales de la CIA en Europa fueron públicamente reveladas el 8 de enero pasado en el semanario suizo Sonntagsblick.

En esa edición se publicó la copia de un fax enviado por el Ministro del Exterior egipcio que tenía como destinatario la Embajada de Egipto en Londres. Dicho documento, interceptado por servicios secretos suizos, fue filtrado –todavía sin conocerse el medio ni la fuente- al Sonntagsblick, que no vaciló en publicarlo.

Dicho fax prueba que los sospechosos de terrorismo son interrogados por funcionarios de la CIA en cárceles clandestinas de diversos países del este de Europa y balcánicos.

Ante la presión internacional, el Consejo de Europa abrió una investigación especial encomendada al senador suizo Dick Marty.

El parlamentario reconoció en un informe preliminar que la utilización de territorio europeo por parte de los servicios secretos estadounidenses –para trasladar a Estados Unidos u otros países a personas detenidas ilegalmente- fue de tal magnitud que no se podía ignorar.

Sandro Brotz y Beat Jost, los dos periodistas del Sonntagsblick autores del artículo que destapó el escándalo, presentarán dentro de poco en Berna un libro que aborda el "affaire" desde que estallara hasta el presente. Su título: "CIA, cárceles en Europa. El escándalo del fax y sus corolarios".

Amnistía Internacional contundente

La ONG de derechos humanos pide a Estados Unidos que ponga fin a su práctica de "restituciones" y detenciones. Reclama asimismo que los gobiernos protejan a las víctimas de esos traslados contra la tortura, que se les dé la oportunidad de juicios imparciales y que se les libere si no son culpables.

Por otra parte, llama también a los gobiernos a no permitir el envío de detenidos a países donde se practica la tortura; ni a autorizar que sus espacios aéreos y aeropuertos sean usados como tránsito de traslados ilegales.

swissinfo, Sergio Ferrari

Contexto

El semanario suizo "Sonntagsblick" destapó el escándalo de los vuelos secretos de la CIA en Europa, el 8 de enero de 2006.

El senador suizo Dick Marty investiga el asunto por encargo del Consejo de Europa.

El Informe de Amnistía Internacional responsabiliza a varios países europeos, entre ellos Alemania, Francia, Italia, España, Gran Bretaña, Portugal, Bélgica, Irlanda, Polonia, Grecia, Turquía y Suiza de haber permitido que vuelos ilegales surcaran sus espacios aéreos o usaran sus aeropuertos

Fin del recuadro

Datos clave

AI tiene información de más de 1.000 vuelos directamente relacionados con la CIA, explotados regularmente por sociedades mampara, los que en su mayoría utilizaron aeropuertos europeos.

Una segunda categoría, es la de unos 600 vuelos efectuados por aviones usados temporalmente por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos.

Y una tercera, de cerca de otros 1.000 vuelos efectuados por aviones de sociedades ligadas a la CIA, pero que según AI no habrían estado implicados en casos de "restitución".

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×