Navigation

Apasionado debate sobre la ONU con el trasfondo de los atentados

swissinfo.ch

Sin sorpresa, el Consejo Nacional (Cámara baja) aprobó este miércoles por 153 votos contra 42, la iniciativa popular sobre la adhesión de Suiza a la ONU. Los atentados en Estados Unidos han influido en las discusiones, pero en el fondo nada ha cambiado. Sólo el partido de derecha, UDC, se opuso.

Este contenido fue publicado el 19 septiembre 2001 - 17:09

"Los trágicos eventos de los últimos días muestran que todo Estado es vulnerable y que, frente a las amenazas terroristas, sólo una gran solidaridad internacional constituye una respuesta posible", dijo el jefe del grupo demócrata cristiano, Jean-Philippe Maitre, en defensa de la adhesión de Suiza a la ONU. Como para otros parlamentarios, los atentados del 11 de septiembre no han hecho más que confortarlos en sus posiciones.

Un debate sobre la neutralidad

"Estos acontecimientos muestran que las soluciones militares no conducen a nada", dijo la socialista Velérie Garbani. "Hay que reforzar el papel de la ONU frente a la OTAN, es decir, la política frente a un espíritu militarista y guerrero".

Entre los partidos gubernamentales, sólo la UDC (a excepción de tres diputadas) sigue opuesta a la adhesión. Sus miembros explotaron la actualidad reciente para reafirmar sus argumentos en defensa de la neutralidad.

"Vemos que es importante una neutralidad creíble", subrayó Hans Fehr, de la UDC zuriquesa. "Si Suiza no está implicada en conflictos internacionales, no será objetivo de ataques terroristas".

El partido UDC llegó incluso a presentar un contraproyecto para que se inscribiera en la Constitución que Suiza conserva su neutralidad y no se adhiere a la ONU. Su propuesta fue rechazada por 151 votos contra 44. Los otros partidos gubernamentales respondieron que Suiza, a imagen de otros Estados neutros, puede conservar su especificidad en el interior de la ONU.

Antiguos opositores cambian de opinión

La situación parece clara actualmente: como lo hizo el Consejo de los Estados (senadores) en junio pasado, el Consejo Nacional se pronunció a favor de la adhesión.

Incluso antiguos opositores a la ONU han cambiado de opinión. El parlamentario Claude Frey resumió así lo que pensaban muchos de sus colegas: "En 1986, vivíamos en un mundo bipolar y podíamos ofrecer nuestros buenos oficios. Hoy, en un mundo globalizado, debemos estar en el interior de la ONU, para convencer a los otros miembros y luchar juntos".

Queda por saber si esos argumentos convencerán al pueblo. Recordemos que una mayoría del 75,7% rechazó la adhesión de Suiza a la ONU, en 1986.

El pueblo y los cantones serán probablemente llamados a las urnas para pronunciarse de nuevo al respecto en marzo de 2002.

Caroline Zuercher

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.