Navigation

Asamblea crucial en Crossair

swissinfo.ch

Unos 5.000 accionistas deciden, desde las 15 horas de este jueves, en Basilea, a quiénes encargan la cabina de mando de la futura aerolínea nacional "Nueva Crossair".¿Debe estar Moritz Suter?

Este contenido fue publicado el 06 diciembre 2001 - 08:45

En efecto, la presencia o la ausencia del actual presidente y fundador de Crossair, Moritz Suter, en el nuevo Consejo de Administración, se ha convertido en el tema polémico que provoca turbulencias previas al nacimiento del 'Proyecto Fénix'.

La comisión de dirección estratégica, encabezada por Rainer E. Gut, presidente de Nestlé, ha propuesto 11 nombres para el mando de la "Nueva Crossair", formada por Crossair y lo que queda de la tradicional aerolínea nacional, Swissair.

La presidencia del Consejo de Administración, sugerido por los inversionistas mayores, sería encargada al holandés, Pieter Bow, ejecutivo con tres décadas en cargos directivos en KLM. Este aspecto parece desequilibrar el fiel de la balanza a su favor.

Apenas conocido el planteamiento, personalidades del mundo político y de la sociedad civil de Basilea, ciudad sede de Crossair, salieron al frente reclamando la presencia de Moritz Suter en el nuevo mando. A esas voces se han sumando, en las últimas horas, casi 2.000 empleados de Crossair y una petición de respaldo a Suter firmada por algo más de 50.000 ciudadanos de toda Suiza.

En cambio, el personal de Swissair preferiría iniciar la nueva travesía con un equipo de mando también nuevo. Esta opinión es también señalada por especialistas de aviación civil, muchos de los cuales coinciden en que este ambiente de discrepancia en torno a la presencia o la ausencia de Suter podría ser peligroso.

Cabe recordar que la "Nueva Crossair" renacerá sobre la estructura de Crossair y las cenizas de Swissair, venida a menos como consecuencia de sus elevadas deudas y los efectos devastadores de los atentados del pasado 11 de septiembre en Estados Unidos.

El 'Proyecto Fénix', concebido para relanzar la aviación civil del país, contará con una inyección financiera de casi 4.000 millones de francos y 52 aviones de Swissair.

La asamblea extraordinaria de este jueves en Basilea podría ser histórica. En todo caso, será una asamblea extraordinaria crucial, que por su interés será transmitida en directo por una de las cadenas de la televisión suiza.

Juan Espinoza y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.