Navigation

Asamblea del FMI y el BM

El peso deuda y la pobreza vuelven a ser temas en la asamblea del Banco Mundial y del FMI. Keystone

El Presidente Joseph Deiss, acompañado de Hans Rodolf Merz y Jean Pierre Roth representarán a Suiza en el encuentro de Washington que comienza este miércoles (29.09.).

Este contenido fue publicado el 29 septiembre 2004 - 10:42

La agenda helvética persigue dos objetivos este 2004: la promoción de economías estables y una nueva reducción del endeudamiento de los países más pobres.

Este 2004, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) cumplen 60 años y este miércoles (29.09) inician oficialmente los trabajos previos a la Asamblea Anual Conjunta que tendrá lugar el 2 y 3 de octubre en la ciudad de Washington D.C.

Suiza es uno de los 184 países miembros de los gemelos de Bretton Woods desde el 29 de mayo de 1992 y se cuenta entre las 20 naciones que más aportaciones económicas hace.

En esta ocasión, la delegación helvética estará conformada por el responsable de las finanzas nacionales, Hans Rodolf Merz; Joseph Deiss, presidente de la Confederación Helvética; y Jean Pierre Roth, presidente del Banco Nacional de Suiza.

El objetivo nacional por cumplir en el foro es doble: apoyar la existencia de economías sólidas y estables, y avanzar en la iniciativa de reducir el endeudamiento de los países más pobres del mundo.

La agenda nacional

Este año, la agenda helvética se centrará sobre todo en los trabajos de los Comités de Desarrollo; y Monetario Financiero Internacional –de los que se hablará a continuación-, ya que en ambos se examinarán nuevos instrumentos para reducir el endeudamiento de los países pobres.

La tesis suiza, confirma el Departamento Federal de Finanzas (DFF), consiste en realizar un nuevo esfuerzo por desendeudar a las naciones menos favorecidas.

Entre ellas se cuentan países como Guinea Ecuatorial, Haití, Islas Salomón, República Centroafricana, Yemen, Yibuti, Zambia, Afganistán, Angola, Bangladesh, Benín, Burkina Faso, Burundi, Bután, Cabo Verde y Camboya.

Así como Laos, Tanzania, Ruanda, Samoa, Chad, Etiopía, Gambia, Togo, Tuvalu, Uganda, Kiribati, Lesoto, Liberia, Madagascar, Malaui, Maldivas, Malí, Mauritania, Mozambique, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Guinea, Guinea-Bissau, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Myanmar, Nepal, Níger y Vanuatu.

La segunda prioridad será hablar sobre los mecanismos y herramientas que permitirán a los 184 países del FMI y el BM hacer frente en el 2005 a la volatilidad de los mercados y a una recuperación económica que será compleja.

Los tres comités

Actualmente Suiza forma parte de tres de los 15 grupos de trabajo que existen en el FMI y el BM:

1) Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI)
Monitorea la evolución de las políticas monetarias y las decisiones de los bancos centrales del mundo. Verifica que la inflación no se desborde. Y ahí comparte créditos con Argelia, Angola, Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Francia, Gabón, Alemania, Islandia, India, Italia, Japón, Holanda, Rusia, Arabia Saudita, Tailandia, los Emiratos Árabes Unidos, Gran Bretaña, Estados Unidos y Venezuela.

En este comité, Suiza tiene la representación –para fijar posiciones y negociar- de un grupo de países que incluye a Polonia, Serbia y Montenegro, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán y Azerbaiján (y del que Polonia quisiera exiliarse ahora que adquirió su nueva calidad de país miembro de la Unión Europea, lo que debilitaría la posición de Suiza frente al CMFI)

2) Comité de Desarrollo (CD)
Promueve el crecimiento de los países emergentes a través de créditos y tecnología. Incluye a Suiza, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Costa de Marfil, Dinamarca, Francia, Gambia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Marruecos, Holanda, Perú, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Gran Bretaña, Estados Unidos y Venezuela.

3) El G-10
Integra a las 10 naciones más desarrolladas y ricas del mundo, comprometidas en la transferencia de fondos para países en vías de desarrollo. México y Argentina han sido dos beneficiarios de dichos recursos. Lo conforman Suiza, Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Suecia, Suiza, Gran Bretaña y Estados Unidos.

Las cuentas con el FMI

Para entrar al FMI y al Banco Mundial, todos los países miembros pasan antes por el mismo proceso. Se comprometen en el esfuerzo de mantener una economía sana y funcional; y en segundo término, aportan una cuota directamente proporcional al volumen de su economía.

Ésta última varía en función del tamaño y la riqueza de cada país; y definirá la voz y voto que tenga en las decisiones.

En el caso de Suiza, en particular, la cuota otorgada en 1992 fue equivalente a 3.458 millones de Derechos Especiales de Giro (DEGs), unos 6.760 millones de francos suizos, algo así como el 1,7% de las acciones totales del Fondo Monetario.

Los DEGs son la “divisa neutra” en la que se pactan todas las transacciones del Fondo y se compone por una canasta de monedas que incluye dólares, yenes y euros, entre otros (un DEG equivale a 1,85 francos suizos).

Y las cuotas totales recibidas por los 184 países del FMI suman 213.067 millones de DEGs.

Con respecto a los créditos, Suiza no tiene ninguna línea de financiamiento vigente con el FMI. Por el contrario, su posición desde hace 14 años ha sido sobre todo la de financiar a otros países, no la de demandar recursos.

swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

El FMI y el Banco Mundial están integrados por 184 países.
El total de cuotas aportadas por dichas naciones es de 213.067 millones de Derechos Especiales de Giro (DEGs), unos 387.400 millones de francos suizos.
Suiza ha aportado alrededor de 1,7% de las cuotas totales.
Su participación equivale a 6,760 millones de francos suizos y determina la voz y voto que cada país tiene en las decisiones de estas instituciones.

End of insertion

Contexto

·El FMI y el Banco Mundial se crearon en 1944, luego de una discusión que tuvo lugar en el seno de la ONU, para garantizar la estabilidad de los sistemas monetarios del mundo luego de la crisis que provocó la depresión de los años 30´s.

·Suiza se integró en 1992 y hoy forma parte de tres grupos de trabajo, dentro un total de 15 existentes: Comité de Desarrollo, G-10 y Comité Monetario Financiero Internacional.

·La Confederación Helvética será representada este año por el presidente Joseph Deiss, el responsable de las finanzas, Rodolf Merz, y el banquero central Jean-Pierre Roth.

·Suiza tiene actualmente la representación de un grupo que incluye países como Polonia, Serbia y Montenegro, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán y Azerbaiján.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo