Aumenta el caudal de los más ricos en Suiza

Tapa dorada de circunstancia para citar las mayores fortunas en Suiza. swissinfo.ch

Las fortunas de los 300 más adinerados en Suiza ha crecido en 17.000 millones de francos desde del año pasado. Por tanto, la suma global es de 369.000 millones de francos.

Este contenido fue publicado el 22 noviembre 2004 - 19:27

Eso se desprende de la tradicional clasificación que establece las revistas especializadas Bilan y Bilanz.

Tal como en 2003, el más rico del presente año en Suiza es un sueco. Se llama Ingvard Kamprad, es dueño del gigante del mueble Ikea, vive en el cantón de Vaud y segun la revista especializada posee una fortuna que oscila entre los 15 y 16.000 millones de francos.

A sus 78 años, este hombre con hábitos de vida modestos se describe sin embargo como una persona "sin fortuna". Todo su dinero, dice, lo ha depositado en la Fundación Ikéa.

En el segundo lugar de la clasificación establecida por Bilan, figura la familia Rausing, propietaria de la firma Tetra-Park. Es también de origen sueco y su caudal está igualmente entre los 15 y 16.000 millones de francos.

Les siguen las familias Oeri y Hoffmann, propietarios del gigante de la química Roche (entre 12 y 13.000 millones de francos); Ernesto Bertarelli, dueño de la empresa de biotecnología Serono y del famoso velero Alinghi, con unos 10.000 millones de francos.

23 nuevos

Es en 1989 cuando las dos revistas gemelas empiezan a publicar su tabla de clasificación. Con respecto a ese palmarés - que entonces agrupaba sólo a los 100 suizos mas ricos-, la fortuna global de los superpudientes se ha multiplicado por seis.

En la edición 2004 se nota la presencia de 23 nuevos nombres en la lista privilegiada. Una de las incursiones más espectaculares viene de Francia, porque una buena parte de la familia Peugeot se ha establecido en el cantón de Vaud, y cuenta con una fortuna aproximada a los 6.000 millones de francos.

Entre los recién llegados se encuentran también los herederos de la familia Geiger, que hace poco engrosó sus arcas con varias centenas de millones provenientes de la venta de su firma Gaba a los estadounidenses. Son propietarios de las conocidas marcas de pastas dentales Elmex y Aronal.

Schumacher en la media

En la media superior de las grandes fortunas se sitúa el múltiple campeón del mundo de Fórmula 1, Michael Schumacher. Bilan calcula que el caudal financiero del piloto alemán ronda los 900 millones de francos. Schumacher también vive en el cantón de Vaud, Suiza francófona.

El ascenso más espectacular del año es el de Hansjoerg Wyss cuyo paquete de acciones de la compañía medica Synthes ha generado una fortuna que hoy llega a aproximadamente 10.000 millones de francos.

En cambio, la caída más estrepitosa es la del danés Kjeld Kirk Kristiansen, dueño de la famosa fábrica de piezas de juego Lego que ha sufrido la pérdida de 1.800 millones de francos como consecuencia de la baja de sus títulos en la Bolsa. Con todo, le queda aún entre 1,5 y 2.000 millones de francos que seguramente le permiten sobrevivir en su categoria.

El ministro más rico

Por último, pero no menos importante, el ministro de Justicia y Policía de Suiza Christoph Blocher ocupa el lugar 58 de la clasificación. Con un caudal de entre 2 y 3.000 millones de francos, el antiguo jefe del grupo Ems-Chemie es sin duda el miembro más rico que jamás formó parte del gobierno federal.

Para formarse una idea de lo que representa sus haberes, Bilan se divierte calculando que las fortunas juntas de los más ricos en Suiza podrían pagar los salarios de todos los trabajadores del país durante 18 meses.

No obstante, parece que los suizos no lo necesitan, si nos atenemos a lo señalado Cash, otra revista económica, en su ediciòn de la semana pasada.

Un pais de millonarios

De acuerdo al semanario, un suizo de cada 25 declara una fortuna de un millón de francos, o más.

Cash ha recabado estas cifras en diferentes administraciones fiscales de los cantones. Para ello ha tomado tambien en cuenta los depósitos bancarios y los depósitos de varlores mobiliarios e inmobiliarios.

Los cantones con mayor cantidad de ricos son los de Zug y Zúrich, donde representan 6,2% de los contribuyentes al fisco. En el otro extremo de la escala figura el cantón Jura con apenas 1% de hogares que declara una fortuna del monto citado líneas arriba.

El número de millonarios en Suiza ha subido 23% desde 1997. Un estudio de la Administración fiscal federal muestra que Suiza contaba entonces 117.000 hogares millonarios, equivalente al 3% de todos los contribuyentes del pais.

Este aumento se debe a factores demográficos, población envejece; pero también por razones fiscales. Muchos extranjeros acaudalados han venido a Suiza a domiciliarse en los cantones considerados como paraisos fiscales. Eso refleja además la clasificación de Bilan.

En la otra punta de la escala, 60% de los hogares poseían en 1997 una fortuna inferior a 50.000 francos, y 31% no tenia fortuna alguna.


swissinfo y agencias

Datos clave

- La mayor fortuna del país (unos 16.000 millones de francos)es la del sueco Ingvar Kamprad, dueño de muebles Ikéa.

- El ministro de Justicia de Suiza ocupa el 58 lugar de la tabla con un capital de entre 2 y 3.000 millones de francos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo