Navigation

Banco do Brasil reduce provisiones y gana un 32 % más en el primer trimestre

Este contenido fue publicado el 06 mayo 2021 - 23:48

Sao Paulo, 6 may (EFE).- El estatal Banco do Brasil, la mayor entidad financiera del país, aumentó sus ganancias un 31,9 % en el primer trimestre de 2021 hasta los 4.226 millones de reales (802 millones de dólares o 664 millones de euros), debido a la caída de sus provisiones y a la recuperación del crédito, a pesar de la pandemia del coronavirus.

La empresa, controlada por el Estado brasileño, pero con acciones negociadas en la bolsa de Sao Paulo, informó este jueves que obtuvo un beneficio neto ajustado, excluidos los factores extraordinarios, de 4.913 millones de reales (932 millones de dólares) entre enero y marzo, un 44,7 % más frente al mismo periodo de 2020.

MENORES PROVISIONES

Uno de los principales factores detrás de ese impulso en las ganancias está "la caída de los niveles de provisiones" para créditos de dudosa liquidación, que se dispararon al calor de la pandemia del coronavirus.

El banco redujo a un poco más de la mitad (-54,2 %) esas reservas preventivas que en marzo del año pasado llegaron a los 5.539 millones de reales (1.050 millones de dólares) como consecuencia del estallido de la pandemia en el país suramericano.

En diciembre pasado mantuvo prácticamente la misma cantidad, pero en este primer trimestre de 2021 las ha reducido hasta los 2.536 millones de reales (481 millones de dólares).

"Los volúmenes construidos en 2020 demuestran ser suficientes para cubrir el aumento del riesgo crediticio de la cartera hasta el momento", indicó el Banco do Brasil.

La misma estrategia han seguido los dos mayores bancos privados brasileños, Itaú y Bradesco, los cuales también optaron por reducir las provisiones en este primer trimestre del 2021, pese a que han sido los peores meses de la pandemia en el país.

Brasil es el segundo país del mundo más castigado por el coronavirus, junto con Estados Unidos y la India, y hasta la fecha acumula más de 15 millones de contagiados y casi 417.000 fallecidos asociados a la covid-19.

RECUPERACIÓN DEL CRÉDITO

También influyó en los resultados del banco "el crecimiento de la cartera de crédito" (+4,5 %) y el rígido control de los gastos" administrativos (-0,4 %), según señaló la compañía en su balance financiero.

La cartera de crédito ampliada alcanzó en marzo de 2021 los 758.300 millones de reales (144.000 millones de dólares), lo cual significa un crecimiento del 2,2 % frente a diciembre pasado y del 4,5 % comparado con el mismo mes de 2020.

Esa subida responde en parte a un aumento de las operaciones en los segmentos de persona física (7,1 %); de micro, pequeñas y medianas empresas (26,1 %); y del agronegocio, que subieron un 6,4 % frente a marzo del año pasado.

Sin embargo, el índice de morosidad en operaciones vencidas en más de 90 días subió 0,5 puntos en marzo frente a diciembre hasta ubicarse en el 1,95 %, "influenciado por el segmento de persona física", según señaló Banco do Brasil.

Aun así, ese porcentaje es inferior al 3,17 % de marzo del año pasado, cuando el país comenzaba a lidiar con la crisis sanitaria provocada por la covid-19, que sigue descontrolada en este país de 212 millones de habitantes.

Por otro lado, los ingresos operacionales totales escalaron un ligero 2,5 % en los tres primeros meses de 2021 con respecto hace un año, hasta los 23.694 millones de reales (unos 4.500 millones de dólares), aunque bajaron un leve 0,1 % comparado con el último trimestre de 2020.

La facturación por la prestación de servicios cayó un 2,7 % anual y un 7 % frente a diciembre para situarse en los 6.878 millones de reales (1.305 millones de dólares), descenso justificado en gran parte por "los menores ingresos de cuenta corriente (-14,8 %).

Ello fue parcialmente compensado por el desempeño de las divisiones de seguros (+5,6 %), tarjetas de crédito y débito (+6,4 %) y consorcios (+17,3 %).

Los gastos de personal llegaron en el primer trimestre a los 4.989 millones de reales (950 millones de dólares), un 1,4 % menos que en diciembre pasado.

La disminución se debió a la reducción de la plantilla en 3.917 funcionarios en el primer trimestre de 2021, de los cuales el 93,2 % se adhirieron a diversos programas impulsados por la entidad.

Banco do Brasil está inmerso en un programa de reestructuración mediante el cual se propone cerrar 361 unidades, incluyendo 112 agencias bancarias, además de ofrecer un plan de renuncias voluntarias con el que pretende recortar 5.000 empleos.

En 2020, el banco obtuvo un beneficio neto de 12.697 millones de reales (hoy unos 2.410 millones de dólares), valor un 30,1 % inferior al de 2019. EFE

cms/ass/fp

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.