Navigation

Banderas a media asta y repique de campanas en Suiza

Keystone

Tañido de campanas, minutos de silencio y banderas a media asta en los edificios oficiales de la Confederación marcan, entre otros actos, las muestras de condolencia y solidaridad con las víctimas de los ataques terroristas en Estados Unidos. El Consejo Federal (gobierno) inició su sesión semanal abordando el trágico tema de actualidad.

Este contenido fue publicado el 12 septiembre 2001 - 13:36

El gobierno comenzó su reunión con un instante de recogimiento en memoria de las víctimas de los atentados y reiteró sus sentimientos de tristeza. Como medida excepcional dispuso izar la bandera a media asta, tal como lo hiciera tras el accidente de una avión de Swisair en Halifax, Canadá, y el ataque terrorista en Luxor, Egipto.

Por otra parte, el Ejecutivo decidió no modificar el dispositivo de seguridad en el país. Según el ministro de Defensa, Samuel Schmid, no hace hace falta, por el momento, ninguna medida suplementaria, ya que las normas reforzadas en los aeropuertos suizos superan las habituales.

No obstante, admitió que los inmuebles de empresas e instituciones estadounidenses están expuestas a una amenaza potencial. A raíz de ello, los cantones han reforzado sus medidas de vigilancia a tales edificios y si fuera necesario intervendrían los guardias de fortificaciones.

Las legaciones diplomáticas de Estados Unidos e Israel son objeto de especial vigilancia en esta situación.

En cuanto a las consecuencias internacionales, económicas, políticas y sociales de los ataques en Estados Unidos, el Consejo Federal considera prematuro hablar de ese aspecto.

El ministro de Asuntos Exteriores, Joseph Deiss, reiteró que aún es incierto el número de víctimas suizas. Hasta el momento se ha confirmado el fallecimiento de una pasajera suiza en uno de los aviones secuestrados.

Dicho portafolio ha formado un Estado mayor de crisis, en Berna, para levantar una lista de los suizos que habrían sido afectados por los atentados.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.