Navigation

Berna colabora en la investigación ONU sobre Irak

El program Petróleo por Alimentos quería aliviar el sufrimiento de la población iraquí. Sonia Dumon/UNOHCI

Suiza buscará respaldar las investigaciones de los casos de corrupción cometidos en el marco del antiguo programa Petróleo por Alimentos en Irak.

Este contenido fue publicado el 20 diciembre 2004 - 10:07

La Secretaría de Estado de Economía (Seco) ha decidido acordar una asistencia administrativa a la comisión de investigación independiente de Naciones Unidas.

La medida se enmarca en las investigaciones que lleva a cabo el 'Independent Inquiry Committee' (IIC) sobre los presuntos casos de soborno y corrupción en el programa Petróleo por Alimentos registrados durante el antiguo régimen de Saddam Hussein.

La comisión, presidida por el antiguo presidente de la Reserva Federal Americana, Paul Volcker, solicitó la asistencia administrativa de Suiza en octubre pasado.

El objetivo es investigar a personas y empresas que presuntamente violaron el embargo internacional para participar en el programa humanitario en beneficio de Irak, dotado de miles de millones de dólares.

Seco ha decidido acordar la asistencia administrativa al IIC, precisa Tomar Wyss, responsable del control de exportaciones y de sanciones de la institución.

El artículo 7 de la ley federal relativa a los embargos permite a las autoridades de Berna colaborar con las legislaciones de otros Estados, así como con organizaciones internacionales y otros organismos.

Condiciones reunidas

Según Tomar Wyss, ya se han iniciado los preparativos para la asistencia administrativa. Pero por el momento no puede facilitar más información sobre el número de personas y empresas afectadas, ni tampoco sobre el alcance de la operación.

En lo que se refiere a la obtención de documentos bancarios, Seco ha recibido el apoyo de la Comisión Federal de Bancos (CFB).

El artículo sobre la asistencia administrativa de la ley federal relativa a los embargos prevé que la instancia que presenta la solicitud esté sometida al secreto de función.

Tiene que tomar todas las precauciones para prevenir el espionaje económico. Asimismo se aplica el principio de especialidad, lo que significa que los documentos entregados sólo pueden ser utilizados para fines estipulados en la ley.

En este caso concreto, esas condiciones restrictivas no son nada insignificantes, ya que el IIC está bajo la presión de los órganos del Congreso estadounidense, que también investiga las irregularidades registradas en el marco del programa Petróleo contra Alimentos.

En noviembre pasado, el presidente del IIC, Paul Volcker, rechazó una demanda de una comisión del Senado que solicitaba acceder a documentos internos del ICC.

Un solo caso sancionado

Suiza y las sociedades petroleras establecidas en el país han estado varias veces bajo sospecha de haber desempeñado un papel importante en las medidas emprendidas por el régimen de Saddam Hussein para eludir las sanciones de la ONU.

Al día de hoy, Seco sólo ha sancionado un caso de violación del embargo comercial contra Irak, en vigor hasta fines del 2003.

El pasado mes de octubre, el responsable de una sociedad ginebrina fue multado con 50.000 francos por haber realizado una transacción ilegal de 60.000 dólares a favor de Irak para obtener un contrato de compra de petróleo.

Como las sospechas que pesan sobre Suiza se basan en datos no verificados, Berna tiene todo el interés en colaborar con el IIC, señala Tomar Wyss. Tampoco se excluye la apertura de otros procedimientos en Suiza en relación con las informaciones obtenidas de la comisión independiente.

swissinfo y agencias

Contexto

En 1990, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso un embargo comercial a Irak tras la invasión de Kuwait.

La población civil fue quien más padeció las consecuencias del embargo. En 1995, el Consejo de Seguridad aprobó el programa Petróleo por Alimentos.

Irak estaba autorizado a vender petróleo para comprar alimentos y bienes de primera necesidad con los ingresos.

El programa concluyó en el 2003.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.