Berna propone el diálogo para conjurar la violencia

Berna preconiza diáologo pero sin aflojar medidas preventivas contra la violencia. Keystone Archive

Suiza se comprometió este martes a sostener un diálogo abierto con los militantes pacifistas de los movimientos anti mundialización. Advirtió, sin embargo, que mantendrá sus estrategias para evitar desbordamientos, actos de violencia y de depredación.

Este contenido fue publicado el 28 agosto 2001 - 12:01

En un comunicado, la Oficina Federal de Policía (OFP) dio a conocer la posición de Berna ante las manifestaciones de violencia que han acompañado a las cumbres internacionales vinculadas con la globalización, la economía, las finanzas, los problemas ecológicos o los derechos del hombre.

"El Consejo Federal (gobierno suizo) toma muy en serio la problemática del movimiento antimundialización y se compromete en favor de un diálogo abierto con los militantes pacifistas", precisa el texto, pero añade la necesidad de que éstos "se distancien claramente de cualquier recurso a la violencia".

Dependiente del Ministerio de Justicia y Policía, la OFP asienta que Suiza, como escenario de diversos encuentros internacionales, se ha visto confrontada a ese fenómeno de la violencia que se ha desatado desde mediados de los años 90.

"Los adeptos a la violencia, constituidos en pequeños grupos y organizados en redes internacionales, penetran en la masa de militantes pacíficos y aprovechan la muchedumbre para cometer agresiones y actos de vandalismo", señala el documento, y añade que, inclusive antes de las reuniones, esos medios lanzan llamados a la violencia.

Merced a esa situación, el gobierno suizo ordenó un estudio para determinar sus causas. La investigación, efectuada por un grupo interdepartamental, dirigido por la OFP y a las órdenes de la Delegación del Consejo Federal para la Seguridad, preconiza el diálogo con los militantes no violentos.

Recomienda asimismo acordar una mayor importancia a las reivindicaciones de los manifestantes y prevenir la radicalización del movimiento a través de un debate político y de la implementación de mayores medidas preventivas contra los adeptos a la violencia.

swissinfo

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo