Navigation

Bernard Bertossa: imposible cercar los fondos terroristas

Bernard Bertossa: "Estados Unidos debe barrer también delante de su puerta". Keystone Archive

El procurador general del cantón de Ginebra estima que será muy difícil poner al día los circuitos financieros del presunto terrorista Osama bin Laden. "Los intereses de los corruptos del planeta son muy grandes", precisó Bernard Bertossa, en una entrevista con swissinfo.

Este contenido fue publicado el 27 septiembre 2001 - 13:22

Pregunta.- Desde los acontecimientos del 11 de septiembre, todo el mundo quiere cercar los fondos de los terroristas. ¿Se puede lograr algún día?

Respuesta.- Sería prácticamente imposible llegar hasta la filial. Manifiestamente, hay una organización que financia a esos criminales, pero está claro que Osama bin Laden no tiene una cuenta a su nombre. También es evidente que cuenta con la asistencia de algunos Estados que pueden emplear fondos secretos y hacer circular el dinero para disfrazar la procedencia. Por otra parte, los terroristas utilizan también dinero propio.

P.- Sin embargo, ¿Estados Unidos presiona para que todos los países colaboren?

R.- El presidente estadounidense deberá también barrer delante de su puerta, puesto que en Estados Unidos es posible abrir una cuenta bancaria sin que se conozca quién tiene el derecho económico. Lo mismo en Francia, en donde una sociedad 'offshore' puede tener una cuenta sin dar a conocer su titular real. Esa situación es imposible en Suiza.

P.- ¿Esa situación no va a cambiar?

R.- Yo soy moderadamente optimista. Los intereses de todas las personas corruptas en el mundo son muy grandes para que de un día al otro todas las transacciones financieras ilegales se hagan accesibles a los jueces, comprendidos los europeos. No pienso que ese drama será suficiente para provocar un verdadero cambio de tendencia.

P.- Pero algunos países se han vuelto más cooperativos.

R.- Es cierto que ahora la colaboración judicial es un poco más fácil. Países como Liechtenstein o Luxemburgo modificaron sus legislaciones y los magistrados colaboran mucho más que antes. Inclusive las islas anglo-normandas cambian de actitud. Recientemente tuvimos una colaboración con Jersey sobre un importante caso. Es un principio.

P.- ¿Los atentados en Estados Unidos pueden desbloquear ciertos casos?

R.- La instauración de una orden europea de arresto fue sacada nuevamente del cajón pero será difícil su aplicación en forma concreta. En cuanto a la puesta en marcha de un ministerio público europeo con competencia para los crímenes cometidos en detrimento de los países de la Unión Europea, el proyecto está ahí desde hace cinco años.

P.- El parlamento italiano discute una nueva ley sobre las comisiones rogatorias internacionales que multiplica los obstáculos para los jueces. ¿Cuál es su análisis?

R.- Es un escándalo, Nunca he visto algo semejante, es contrario a todos los principios generales en materia de pruebas. Se trata claramente de una disposición política para nulificar todas las pruebas reunidas en los procedimientos en curso.

P.- Si es aceptada, ¿qué consecuencias tendrá esta ley para el acuerdo de ayuda entre Suiza e Italia?

R.- La intención de base de ese acuerdo era de facilitar la cooperación entre los dos países. Con esta nueva ley, al contrario, se da un paso atrás. No solamente el acuerdo se hace ineficaz, sino que además Italia introdujo nuevas posibilidades para poner trabas al trabajo de los jueces. Esa ley va a bloquear la colaboración con Suiza.

Declaraciones recogidas por Luigino Canal

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.