Navigation

Una exministra boliviana pide asilo político por supuesta persecución

Este contenido fue publicado el 05 abril 2021 - 15:07

La Paz, 5 abr (EFE).- La exministra boliviana de Medio Ambiente María Elva Pinckert, que fue parte del Gobierno interino de la exmandataria Jeanine Áñez, reveló este lunes que pidió asilo político para ponerse "a buen recaudo" tras considerar que los procesos judiciales en su contra son una "persecución con fines políticos".

"Tomé la decisión personal de ponerme a buen recaudo en un lugar donde se respeten mis derechos constitucionales" y "he pedido asilo político como la protección que otorga el derecho internacional", mencionó la exministra en una carta pública.

En el texto, Pinckert, de 60 años, no da detalles sobre a qué país ha hecho la solicitud de asilo, únicamente menciona que se encuentra "con la debida protección" aunque "lejos" de sus familiares y tras haber atravesado enfermedades como la covid-19 y recientemente la muerte de su esposo a causa de ese mal.

Sobre la exministra pesa un proceso por supuestos nombramientos ilegales en su cartera, por lo que la Fiscalía emitió una orden de aprehensión en su contra por no presentarse a declarar el pasado 20 de marzo.

"Estoy dispuesta a presentarme a la Justicia boliviana, cuando esta vuelva a ser imparcial y garantice mis derechos fundamentales", señala la exautoridad boliviana en la carta en la que recalca que las notificaciones de la Justicia del país son por delitos que "nunca" cometió.

Pinckert es una más de los excolaboradores de Áñez que han dejado el país tras el regreso del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Evo Morales, al Gobierno en noviembre pasado y que han denunciado lo que consideran una persecución en su contra.

Primero dejaron el país el exministro de Gobierno (Interior) Arturo Murillo y su excolega de Defensa Luis Fernando López, poco antes de la posesión de Luis Arce, el pasado 8 de noviembre, y están en Estados Unidos según la información que dio la Policía Boliviana.

En contra de ambos se abrieron procesos judiciales por la compra con un supuesto sobreprecio de gases lacrimógenos y la quema de la libreta de servicio militar del expresidente Evo Morales incluso se emitieron órdenes de aprehensión.

Hace unas tres semanas el exministro de la Presidencia del Gobierno interino Yerko Núñez se declaró en la "clandestinidad" por el proceso que se le sigue en el caso llamado "golpe de Estado" con acusaciones por sedición y terrorismo.

Por ese proceso es que la exmandataria interina Áñez y los exministros de Justicia Álvaro Coímbra y de Energías Rodrigo Guzmán guardan prisión en cárceles de La Paz.

El Gobierno del país ha señalado que los procesos contra las exautoridades bolivianas, a las que llama "de facto", no son parte de una persecución sino por hechos al margen de las normas que en el caso de Áñez y algunos de sus exministros se remiten a cuando estos fueron parlamentarios y en el caso de Murillo y López durante el ejercicio de cargos en el Ejecutivo del país. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.