Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un helicóptero médico de la coalición internacional vuela cerca de Derik, en el noreste de Siria, el 25 de abril de 2017

(afp_tickers)

Al menos 30 civiles, incluidos 11 niños, murieron en un ataque llevado a cabo este lunes por la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra la ciudad de Bukamal, un bastión sirio del grupo Estado Islámico (EI) cerca de la frontera con Irak, informó una ONG.

"Los bombardeos golpearon al amanecer la ciudad de Bukamal" en el este de Siria, indicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), precisando que el ataque dejó también "decenas de heridos".

Al menos 30 civiles, incluidos 11 niños y seis mujeres, murieron. "El balance podría aumentar debido al gran número de personas bajo los escombros", indicó Abdel Rahman el lunes por la noche.

Según informaciones del OSDH, los ataques tenían por objetivo "una zona residencial de Bukamal mientras la gente dormía, lo que explica el balance elevado", precisó Abdel Rahman.

El EI "transformó apartamentos en esta zona en cuartel general", indicó el director del OSDH.

A principios de mayo la coalición reconoció haber causado 352 víctimas civiles probables "involuntariamente" en Irak y en Siria desde el inicio de su ofensiva contra la organización ultrarradical en 2014.

Pero las organizaciones internacionales consideran que el balance real es mucho más elevado.

La coalición acusa al EI de utilizar civiles como "escudos humanos" para evitar los ataques aéreos.

El OSDH determina los autores de los bombardeos a partir del tipo de avión utilizado, del lugar del ataque, de los planos de vuelo y de las municiones utilizadas.

Los bombardeos del lunes se producen al día siguiente de otro ataque mortal de la coalición que, según el OSDH provocó la muerte de 12 mujeres en el este de la provincia de Raqa, en el norte de Siria.

El EI perdió extensas zonas de territorio que controlaba en la provincia de Raqa pero aún controla la ciudad epónima, su bastión en Siria.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza kurdo-árabe, dirige desde noviembre una campaña para recuperar el control de la ciudad, con el apoyo de la coalición internacional.

Aunque el grupo yihadista está debilitado por las múltiples ofensivas contra él, sigue cometiendo mortíferos ataques.

El lunes dos kamikazes del EI que conducían dos coches bomba se hicieron explotar en el interior del campo de refugiados sirios de Rukman, cerca de la frontera con Jordania, dejando diez muertos, incluido civiles y rebeldes, según el OSDH.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP