Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Caen las ganancias de Nestlé

El beneficio del gigante de la alimentación bajó en 2003.

(Keystone)

El gigante suizo de la alimentación ganó 6.213 millones de francos suizos durante el 2003, 18% menos que en el 2002.

La fuerte depreciación del dólar frente al euro, la firmeza del franco suizo, y la fragilidad de la economía mundial golpearon sus cifras, aunque su operación es sólida.

Nestlé avanzó a paso firme durante el 2003, sin embargo, este grupo dedicado al sector alimenticio vio mermadas sus utilidades por los vaivenes del euro frente al dólar y otras monedas.

Sus utilidades cayeron 18% en el 2003, según las cifras de su Informe Anual 2003.

Peter Brabeck, presidente del Consejo de Administración de la empresa, informó que las utilidades netas –posteriores al pago de impuestos y de otros compromisos financieros- sumaron 6.213 millones de francos suizos.

Un año antes, en el 2002, habían totalizado 7.564 millones de francos del 2002.

Pese a este dato, el empresario reitera que Nestlé mantiene su objetivo de conseguir que las operaciones y ventas del 2004 crezcan un mínimo de 5 por ciento.

Brabeck está satisfecho

Peter Brabeck, presidente de Nestlé, se mostró satisfecho con sus resultados ya que existió, dijo, una mejora en el crecimiento interno de la organización.

“Fueron un ambiente económico y político adversos los que afectaron los resultados de este año, pero seguimos dando lo mejor de nosotros como empresa”.

Cabe recordar que Nestlé es una empresa que opera en 70 países del mundo, muchos de ellos regidos por monedas diferentes al euro, dólar o franco suizo; por lo tanto, aun cuando sus ventas se mantengan estables en pesos argentinos, mexicanos o colombianos, por citar algún ejemplo regional, una vez que se conviertan a francos suizos -para consignarlos en un informe anual- se habrán “compactado” por la depreciación.

Pese a ello, los accionistas tendrán derecho a cobrar un dividendo de 7,20 francos suizos por acción por el desempeño del 2003 (un año antes el dividendo pagado fue de 7 francos).

Algunas cifras clave

Nestlé informó esta mañana que sus ventas totales sumaron 87.979 millones de francos suizos durante el 2003, comparables con los 89.160 millones de francos del año previo.

Si el efecto de la depreciación cambiaria no existiera, Nestlé sostiene que las ventas del grupo habrían crecido 6.3% el año pasado.

Pagaron impuestos por un total de 2.307 millones de francos suizos, contra los 2.295 millones de francos del año anterior.

Por otra parte, el grupo redujo su deuda neta en 14.400 millones de francos suizos, lo que siempre es favorable para las finanzas de una empresa.

Un dato negativo dentro de este balance anual es la caída que experimentó la inversión de capital del grupo (que es la que le fortalece para el desarrollo de proyectos futuros), pues fue de sólo 3.337 millones de francos suizos.

Ajustes en sus cuadros

Los últimos 12 meses han sido de intenso ajetreo y noticias para los cuadros superiores de la jerarquía Nestle.

A partir del 22 de abril próximo, Kaspar Villiger se integrará al Consejo de Administración de Nestlé.

Por otra parte, el año pasado se decidió incorporar a Edward George, exgobernador del Banco de Inglaterra, como asesor del Consejo de Administración.

Adicionalmente, Nestlé anunció la jubilación de Frank Cella, vicepresidente Ejecutivo resonsable de negocios estratégicos y mercadotecnia, quien el 31 de diciembre dejó las filas de la empresa para dar paso a Ed Marra (quien era director general de Nestlé en Canadá).

Finalmente, el mexicano Carlos Eduardo Represas, director general del grupo y vicepresidente para Norte y Latinoamérica, anunció su retiro anticipado a partir del 1 de julio del 2004, para ser sustituído por Paul Bulcke, directivo de Nestlé en Alemania.

La competencia en el 2004

Durante una conferencia de prensa posterior, Peter Brabeck y Carlos Represas, presidente y vicepresidente de Nestle, respectivamente, coincidieron en que enfrentarán un gran reto en el 2004.

Coca-Cola tiene prevista una agresiva campaña para ganar mercado en Europa y América Latina para sus distintas presentaciones de agua embotellada (marca de Ciel).

"Nos ocupa, no nos preocupa. Creemos que conocemos el mercado, nuestra forma de atender a cada país será diferente y estamos bien preparados", dijeron.

Nestle opera actualmente en países como Alemania, Francia, Holanda, Argentina, Brasil, México, Australia, Nueva Zelanda, Rusia o Hong Kong y aumenta su presencia en el mercado de China.

Swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

El gigante alimentario suizo Nestle informó hoy que sus ventas alcanzaron 87.979 millones de francos suizos durante el 2003, comparables con los 89.160 millones de francos suizos del 2002.

Las utilidades del grupo, que son las ganancias que quedan después de cubrir compromisos financieros y pagar impuestos, totalizaron 6.213 millones de francos suizos, frente a los 7.564 millones de francos del año previo, lo que implica una caída del 18%.

Los accionistas recibirán un pago de dividendos equivalente a 7.20 francos suizos por acción de Nestle

Los impuestos pagados por la empresa, que opera en más de 70 países en el mundo, sumaron 2.307 millones de francos suizos durante el 2003.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes